El periodista que lanzó un zapato a Bush será premiado este fin de semana en Madrid en un encuentro de activistas

RIVAS VACIAMADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El periodista que lanzó un zapato al ex presidente de Estados Unidos George W. Bush, el iraquí Muntazar Al Zaidi, será premiado este fin de semana en un encuentro de activistas, en el que también se reconocerá el trabajo del portavoz de Comunicación de la Unión Federal de Policía (UFP), Alfredo Perdiguero, por denunciar que el Gobierno estaba ordenando redadas y detenciones selectivas entre inmigrantes.

Ambos galardones se otorgarán durante el II Encuentro Internacional de Activistas y Voluntarios Reales por la Justicia y los Derechos de las Personas y de la Naturaleza, una iniciativa del Colectivo Queda la Palabra, Premio Nacional de Derechos Humanos en 2005, que se celebrará desde hoy y hasta el domingo en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid.

Así, se premiará a personas valientes en el ámbito del activismo por los Derechos Humanos como reconocimiento a su trabajo. En concreto, en el ámbito internacional el premiado será el periodista iraquí Muntazar Al Zaidi, que lanzó sus zapatos contra Bush mientras éste daba una rueda de prensa, mientras que en el ámbito nacional recibirá el galardón el portavoz de Comunicación de la Unión Federal de Policía (UFP), Alfredo Perdiguero, que se ha movilizado intensamente en España para denunciar durante meses que el Gobierno estaba enviando directrices a los policías para realizar redadas, detenciones selectivas y por cupos de personas inmigrantes.

En este encuentro se darán cita activistas y voluntarios de distintos países que ven la realidad de la injusticia en el mundo y que trabajan conjuntamente para cambiarla, con el objetivo de "generar, mediante el diálogo y el consenso, los mínimos comunes en las líneas de acción directa y contundente por la Justicia en el mundo para los próximos tres años, con el compromiso de actuar unidos", indicaron hoy en un comunicado.

La crisis global, el declive del capitalismo y del neoliberalismo salvaje, los pueblos originarios perseguidos, acciones de boicot a Israel por genocidio en Palestina, la lucha contra las políticas ilegales de control de la inmigración, la organización de una huelga general de trabajadores precarios inmigrantes y autóctonos en Europa y EE.UU. son algunos de los temas que se analizarán en las jornadas y que se tomarán como base para decidir las acciones a realizar.

Además, gran parte del tiempo se dedicará a hacer balance del cumplimiento de los objetivos marcados en el I Encuentro de 2006, que "se han cumplido prácticamente en su totalidad", aseguraron los organizadores. Entre otras cosas, hace tres años se acordó la creación y formación del Sindicato Obrero Inmigrante (SOI-CTM) que ya tiene un peso importante en la denuncia de las vulneraciones de Derechos Humanos de las personas precarias, migrantes o autóctonas.

El encuentro se celebrará igualmente de forma virtual y en él participaran cerca de 300 activistas por los Derechos Humanos de todo el mundo.