El presidente Sanz entrega las 4 Cruces de Carlos III el Noble de Navarra

  • Pamplona, 27 may (EFE).- El presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, ha presidido hoy el acto de entrega de las condecoraciones "Cruz de Carlos III el Noble de Navarra" que este año se han concedido a José Joaquín Pérez de Obanos, Miguel de la Quadra-Salcedo, Alfonso Nieto y la Congregación de las Hermanitas de los Pobres.

El presidente Sanz entrega las 4 Cruces de Carlos III el Noble de Navarra

El presidente Sanz entrega las 4 Cruces de Carlos III el Noble de Navarra

Pamplona, 27 may (EFE).- El presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, ha presidido hoy el acto de entrega de las condecoraciones "Cruz de Carlos III el Noble de Navarra" que este año se han concedido a José Joaquín Pérez de Obanos, Miguel de la Quadra-Salcedo, Alfonso Nieto y la Congregación de las Hermanitas de los Pobres.

En un acto que ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, y que ha contado con la presencia de numerosas autoridades de la Comunidad foral, Sanz ha impuesto la Cruz de Carlos III a estos tres ciudadanos y a la institución religiosa, y ha destacado en su discurso de cierre que "tan importante es saber como conocer a los que saben".

El presidente foral ha reconocido además los valores de todos los receptores de la cruz, y ha remarcado que "todos ellos nos ofrecen una enorme lección de vida, de entusiasmo, de generosidad y de servicio a los demás", un grupo de personas que constituyen "el mayor esplendor colectivo para esta Navarra del siglo XXI y para sus ciudadanos".

En el viajero y explorador Miguel de la Quadra-Salcedo, el Gobierno de Navarra ha reconocido "su gran proyección pública, durante muchos años, como atleta de alta competición, periodista y promotor de proyectos de encuentro y cooperación entre jóvenes", que además "ha contribuido de forma destacada a la proyección y el prestigio de la comunidad".

De la Quadra-Salcedo, del que se ha destacado su pasado como atleta, su experiencia como corresponsal de Televisión Española y sus actividades como aventurero, ha recordado en su discurso a otros navarros ilustres que han contribuido con su trabajo a dar a conocer el nombre de Navarra en el extranjero.

En cuanto a la Congregación de las Hermanitas de los Pobres, el Gobierno de Navarra ha destacado que, desde hace 127 años, ha desarrollado "una labor admirable en la Comunidad foral en el servicio a las personas mayores necesitadas".

En el momento de la glosa, previo a la concesión de la cruz, el sacerdote Santos Villanueva ha elogiado "la defensa callada y eficaz de los pobres" que estas monjas llevan a cabo, y Sor Pilar, Madre Superiora de la congregación en Vitoria, ha definido su trabajo como una labor "de gloria a Dios y a todos los ancianos".

Del profesor universitario Alfonso Nieto, asturiano de nacimiento y antiguo rector de la Universidad de Navarra, además de periodista e investigador a nivel internacional, se ha resaltado su "notable labor universitaria, tanto en los ámbitos de investigador y docente como en el de la gestión".

En la glosa, el rector del centro académico, Ángel José Gómez Montoro, ha alabado la "generosidad" de Nieto, su carácter de "embajador" navarro, su "amor" a la tarea universitaria y le ha definido con una sola palabra, "magnanimidad".

En su intervención, que ha comenzado citando unas palabras de Carlos III el Noble, Nieto ha hablado de "la necesidad de conocer nuestra historia", pero también de que "es bueno salir" y que "vivir Navarra es unir razón y sentimiento".

Por su parte, José Joaquín Pérez de Obanos, el que fuera presidente de la Unión de Cooperativas Agrarias de Navarra, ha sido distinguido a título póstumo en reconocimiento "a un hombre clave en el mundo agrario navarro y nacional, que ha contribuido de forma destacada al bienestar, la proyección exterior y el prestigio de la Comunidad foral".

Su galardón ha sido recogido por sus hermanas Trinidad y María Ángeles, ya que falleció el año pasado en el accidente de avión del aeropuerto de Barajas, y en su discurso, la segunda de ellas ha resaltado la "larga labor" de José Joaquín como sindicalista y ha comentado que "lo era todo" para su familia.

El Gobierno de Navarra creó esta condecoración en 1997 para resaltar y reconocer públicamente los méritos de las personas y entidades que han contribuido de forma destacada al progreso de Navarra o a su proyección exterior.

La condecoración lleva el nombre del que fuera rey de Navarra desde 1387 hasta su muerte en 1425, un monarca que destacó por su talante pacífico y conciliador, por sus iniciativas a favor de la cultura y del arte y por el establecimiento de relaciones de paz y amistad con las demás cortes europeas.