El Vaticano acusa a Italia de violar los derechos de los refugiados por devolver a 227 inmigrantes a Libia

ROMA, 8 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno)

El secretario del Consejo Pontificio para los Migrantes e Itinerantes del Vaticano, monseñor Agostino Marchetto, acusó hoy a Italia de haber "violado las normas internacionales sobre los derechos de los refugiados" al devolver forzadamente a Libia a los 227 inmigrantes que habían sido rescatados hace dos días en aguas internacionales.

En declaraciones a los medios italianos, Marchetto hizo referencia a la primera repatriación directa realizada ayer por Italia, que hasta ahora llevaba a los inmigrantes a su territorio para identificarles y proporcionarles asistencia primaria. Esta vez, en cambio, les devolvió a Libia, de donde habían partido algunos días antes.

Según Marchetto, este modo de proceder es contrario al derecho internacional, que prohíbe rechazar a las personas que huyen de su país por motivos humanitarios o políticos y piden refugiarse en otras naciones.

"Hasta que no se demuestre lo contrario, todos los inmigrantes son considerados 'presuntos refugiados'", señaló Marchetto, para quien la política italiana en materia de inmigración parece manchada de un "pecado original", consistente en "criminalizar a los emigrantes irregulares".

"Que cada uno se asuma sus propias responsabilidades. Por cuanto me respecta, sólo busco representar la Docrina Social de la Iglesia, que, cuando valora la solución a un problema, se impone verificar no sólo si es eficaz sino, sobre todo, si es justa", concluyó.

A los 227 inmigrantes devueltos ayer, esta mañana se unieron otras 80 personas que fueron repatriadas a Libia tras ser socorridas cerca de las costas de este país africano. Por su parte, el ministro de Interior italiano, Roberto Maroni, consideró que estas operaciones marcan el "inicio de una nueva fase en la lucha contra la inmigración clandestina".