Javier Urra cree que el problema "no está tanto en el consentimiento de los padres, si no en el conocimiento"

Etiquetas

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El doctor en psicología y ex defensor del Menor, Javier Urra, cree que el problema del anteproyecto de la Ley del Aborto "no está tanto en el consentimiento de los padres, si no en su conocimiento". A su juicio, los progenitores "sin duda" deben conocer la situación, pero el hecho de que lo consientan es un tema "muy a debate", señaló hoy el experto en declaraciones a Europa Press.

Así, considera que "las niñas sin apoyo de sus padres difícilmente pueden dar garantías a un niño". Con motivo de la presentación de su último libro 'Educar con sentido común', Urra lamentó que la ley considere que un joven de 16 años "no es maduro para elegir a un político en las elecciones, pero sí lo es para poder abortar sin consultar o para comprar la píldora postcoital". Por ello apostó por "equilibrar" la edad y "si se le considera maduro para una cosa, que también se lo sea para otra". A su juicio, la madurez cognitiva se alcanza entre los 18 y 21 años.

En este sentido, cree que las últimas medidas del Gobierno referentes a este tema y la reforma de la Ley del Aborto "tienen un punto machista", porque chicos de 15 o 16 años pueden interpretarla como que "ellos ya no se tienen que responsabilizar ni del preservativo", y lo vean como "yo esta noche tengo relaciones contigo y tu mañana te compras la píldora y ya está". Sin embargo, cree que este comportamiento "no será el más habitual, porque la mayoría de los jóvenes son muy razonables".

Además, señaló que en el tema del aborto "se tendría que dejar de lado la política y dar más voz a los expertos" en menores.

UN LIBRO DE ORIENTACIONES PARA LOS PRIMEROS AÑOS.

La última publicación de Urra pretende ser una guía, un libro de orientaciones para todas las personas que vayan a ser padres o que ya lo sean. En él, se recorren las diferentes etapas de la vida de los hijos, haciendo especial hincapié en sus primeros años. "Al principio, los padres somos los managers de nuestros hijos, para luego ser sus asesores internos", señaló en la entrevista concedida a Europa Press.

Urra destacó que los siete primeros años de vida, e incluso los meses de gestación, son los más importantes en la educación del niño, porque aprenden el juicio moral y las consecuencias de sus actos. "Cuando los niños nacen viendo felicidad y se les transmite seguridad, todo irá bien", apunta.

Por otra parte, el experto aprecia el papel que desempeñan los abuelos en la educación, puesto que transmiten los valores mas importantes de la vida: "equilibro, ternura y respeto". Aunque remarcó que quien tiene que marcar los criterios son los padres.