La comunidad de Sant'Egidio recibe el Carlomagno como estandarte de compromiso social

  • Berlín, 21 may (EFE).- El fundador de la comunidad de Sant'Egidio, el italiano Andrea Riccardi, recibió hoy el Premio Carlomagno del Ayuntamiento de Aquisgrán (oeste de Alemania), como representante del compromiso y del valor de la sociedad civil, fundamentos de esa comunidad católica laica.

La comunidad de Sant'Egidio recibe el Carlomagno como estandarte de compromiso social

La comunidad de Sant'Egidio recibe el Carlomagno como estandarte de compromiso social

Berlín, 21 may (EFE).- El fundador de la comunidad de Sant'Egidio, el italiano Andrea Riccardi, recibió hoy el Premio Carlomagno del Ayuntamiento de Aquisgrán (oeste de Alemania), como representante del compromiso y del valor de la sociedad civil, fundamentos de esa comunidad católica laica.

"En un mundo tan falto de amistad y esperanza, Riccardi y los suyos traen un mensaje de fe, solidaridad y compromiso social", destacó el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Michel Camdessus en la ceremonia de entrega del prestigioso galardón.

El político irlandés Pat Cox, presidente del Parlamento Europeo entre 2000 y 2004, encargado de pronunciar la 'laudatio', definió a Riccardi como un "representante de la fuerza de la sociedad civil" y a su comunidad como una señal "de responsabilidad frente a la globalización e individualismo" social.

"Riccardi y Sant'Egidio representan el compromiso social y el diálogo interreligioso, así como los principios de la sociedad europea, la justicia y la solidaridad", afirmó el alcalde de la ciudad, el socialdemócrata Jürgen Linden.

El Premio Carlomagno se entrega desde 1950 en reconocimiento a personalidades que se hayan distinguido por su especial contribución a la unión de Europa y está dotado con 5.000 euros y una medalla.

La ceremonia de este año, celebrada en el Ayuntamiento de Aquisgrán, contó con una amplia representación de las comunidades católica, evangélica y ortodoxa, así como judía y musulmana.

Riccardi fundó la comunidad seglar en 1968, en el barrio romano de Trastévere, para proporcionar comida y vestido a los más desafortunados y, actualmente cuenta con más de 50.000 voluntarios, repartidos por 70 países de todo el mundo.

"Nadie es tan pobre como para no poder ayudar al prójimo", es el lema de la organización.

Riccardi ha actuado además de mediador en conflictos como los de Argelia, Burundi, Guatemala, Uganda, Mozambique, el Congo y Kosovo, cuestión que destacó asimismo el alcalde de Aquisgrán.

Linden elogió la labor de la organización y de Riccardi para difundir por el mundo los valores europeos de paz, libertad y dignidad.

El Premio Carlomagno también reconoce los esfuerzos en favor del contacto entre las culturas y las religiones de Sant'Egidio, cuyos miembros "consiguen con éxito contribuir a la paz", añadió Linden.

Entre los anteriores laureados con el galardón figura el primer canciller de la República Federal de Alemania, Konrad Adenauer, el Rey Juan Carlos I, el ex presidente de EEUU Bill Clinton, el francés Valery Giscard d'Estaign, así como el Alto Representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana.

En la edición de 2008 recibió el prestigioso premio la canciller Angela Merkel.