Lago sigue en estado de coma tras su accidente en Paraguay hace dos semanas

  • Asunción, 28 may (EFE).- El periodista español Julián Lago sigue en estado de coma desde hace dos semanas en un hospital de Asunción, con signos de leve mejoría, tras el accidente de tráfico que sufrió y que le causó graves lesiones en el cerebro, informaron hoy fuentes médicas.

Lago sigue en estado de coma tras su accidente en Paraguay hace dos semanas

Lago sigue en estado de coma tras su accidente en Paraguay hace dos semanas

Asunción, 28 may (EFE).- El periodista español Julián Lago sigue en estado de coma desde hace dos semanas en un hospital de Asunción, con signos de leve mejoría, tras el accidente de tráfico que sufrió y que le causó graves lesiones en el cerebro, informaron hoy fuentes médicas.

Lago, de 63 años, "sigue grave, pero con leve mejoría en la parte neurológica. Responde a órdenes simples, mueve las manos, que es un adelanto bastante importante para nosotros teniendo en cuenta la gravedad de las lesiones cerebrales", explicó el jefe de la unidad de terapia intensiva del Centro Médico Bautista, Osvaldo Martínez.

El médico señaló a la radio asuncena Ñandutí que el paciente, que hace una semana fue sometido además a una operación de una enteritis (inflamación) "necrosante", "sí tiene otros problemas, problemas renales".

"Pero estamos salvando la situación", comentó Martínez.

Los dos hijos mayores de Lago así como su médico personal lo visitaron pero ya regresaron a España, y actualmente está acompañado de otro hijo, de 19 años, de la madre de éste, así como de su actual pareja, una paraguaya de 21 años.

El periodista fue ingresado al Centro Médico Bautista y operado de urgencia el 14 de mayo pasado de un traumatismo de cráneo grave tras ser arrollado por una motocicleta cuando salía de su vehículo en la ciudad de Coronel Oviedo, a 120 kilómetros al este de Asunción.

Lago, que reside en la localidad de Simón Bolívar, al norte de Coronel Oviedo, en Paraguay, fue atendido inicialmente en una clínica local y posteriormente trasladado a la capital, mientras el motorista, Roque Lugo, de 23 años, fue puesto a disposición de la Fiscalía.

Lago se instaló en Paraguay a finales de 2008.