Rosa Díez a Zapatero sobre las jóvenes de 16 años: "Los padres no pueden interferir, pero tú sí"

Rosa Díez a Zapatero sobre las jóvenes de 16 años: "Los padres no pueden interferir, pero tú sí"

Rosa Díez a Zapatero sobre las jóvenes de 16 años: "Los padres no pueden interferir, pero tú sí"

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, se dirigió hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para criticar que las jóvenes de 16 años puedan abortar sin consentimiento paterno. "Los padres no pueden intervenir, pero tú sí", dijo.

En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, Díez considera "una banalización absoluta" esta medida incluida en el anteproyecto de ley del aborto y calificó de "ataque de sectarismo" la decisión del Gobierno. En su opinión, una ley de estas características "requiere un gran consenso nacional, con un debate bien hecho y desideologizado".

Asimismo, señaló que la reforma "es una auténtica chapuza", ya que "no resuelve uno de los problemas de la ley actual: el coladero del tercer supuesto". Por ello, dijo que hay personas "que se forran" con esto y "no protegen a las mujeres". "La ley sigue generando inseguridad jurídica para los profesionales de la sanidad y para las mujeres", agregó.

Por otra parte, calificó de "absurda" la pretensión del Ejecutivo de "generar nuevos derechos positivos". "Los Gobiernos no reconocen derechos positivos nuevos a través de las leyes; por tanto, la ley debería ser despenalizadora del aborto y no generadora de supuestos derechos", añadió.

Preguntada por unas declaraciones en las que había dicho que "la ampliación de la ley abría las puertas al infanticidio", Díez recalcó que "suena muy duro, pero es la verdad" al tiempo que explicó que con la nueva ley se puede abortar hasta la semana 22 con el tercer supuesto de la anterior.

Finalmente, dijo que es "una irresponsabilidad que el Gobierno de España tenga una ministra (en referencia a la titular de Igualdad, Bibiana Aído) que se atreva a plantear que somos la única especie que gesta otra especie en su interior". "El problema no es la ministra, sino el presidente que la nombró", concluyó.