Una asociación judía pide que se impida la "profanación" de cementerios en España

  • Nueva York, 26 may (EFE).- Los miembros de una asociación judía de Nueva York lanzaron hoy un llamado a las autoridades españolas para que impidan las que denominan "profanaciones" de antiguos cementerios judíos en España, concretamente en la ciudad de Toledo (centro).

Una asociación judía pide que se impida la "profanación" de cementerios en España

Una asociación judía pide que se impida la "profanación" de cementerios en España

Nueva York, 26 may (EFE).- Los miembros de una asociación judía de Nueva York lanzaron hoy un llamado a las autoridades españolas para que impidan las que denominan "profanaciones" de antiguos cementerios judíos en España, concretamente en la ciudad de Toledo (centro).

"Estamos en contra de todas las excavaciones que ocurren en España, porque creemos que nadie debería violar el último lugar de descanso de una persona", dijo hoy a Efe Samuel Stern, uno de los rabinos de la comunidad jasídica de Nueva York y miembro de la conocida como "Asra Kadisha" o Sociedad Internacional para la Preservación de lugares santos judíos.

Stern, junto a otros miembros de la asociación, pidió en Nueva York la paralización de las excavaciones que se realizan en antiguas necrópolis hebreas de Toledo, donde reposan los restos de los judíos que vivían en la Península Ibérica antes de la expulsión de la comunidad en 1492.

"Debe haber una responsabilidad histórica en España. No entendemos que ahora las tumbas de quienes no llegaron a ver la expulsión sean profanadas", explicó el rabino, quien destacó que actualmente se llevan a cabo esas prácticas para conseguir "terrenos para la construcción".

Según Stern, las profanaciones de antiguos cementerios judíos son una práctica habitual no sólo en España, sino también en buena parte de "la antigua Europa soviética, lugares en los que, durante años, los judíos (...) no fueron muy bien recibidos", pero destacó que el caso de Toledo es "especialmente doloroso".

"Toledo fue uno de los lugares clave de Europa para la cultura judía, un lugar donde el judaísmo germinó y allí se encuentran enterrados grandes estudiosos judíos", dijo el rabino, quien recordó así el importante papel de la histórica ciudad española "antes de que llegará la Inquisición y se produjera la expulsión".

Para Stern, quien lamentó en varias ocasiones que los "últimos vestigios" que hay en España del judaísmo se destruyan de esa manera, es importante que las autoridades recuerden que en Toledo fallecieron y fueron enterrados pensadores judíos tan importantes como Yona de Gerona (1200-1264).

El rabino también recordó a Asher Yar Behiel (1250-1327), quien, llegado desde tierras alemanas, se dedicó a enseñar las Sagradas Escrituras en Toledo hasta su muerte.

La Sociedad Internacional para la Preservación de lugares santos Judíos lucha desde hace un par de años para que se detengan las excavaciones en España, en lo que, en su página electrónica en Internet, llaman "la segunda expulsión" a la que se somete a los judíos en la Península Ibérica.

Bajo el nombre de "La expulsión española en 2008", la página web asegura que "el último capítulo de la expulsión de los judíos de España, que empezó en 1492, se escribe ahora en Toledo y en otras ciudades españolas".

"Los judíos españoles fueron torturados, asesinados, convertidos y expulsados. Ahora, incluso muertos, son desahuciados; se les expulsa de sus tumbas para que la tierra que ocupan sea apetecible para los promotores inmobiliarios", dice un manifiesto que se puede leer en la página web.

Según recordó Stern, la asociación ha impedido con éxito que continúen las excavaciones en lugares como la República Checa y recordó cómo en 2007 la localidad española de Tárrega (noreste) entregó a la comunidad hebrea de Barcelona 148 esqueletos de la necrópolis de los siglos XIV y XV que se descubrió en ese municipio.