Una operación relacionada con el patrimonio histórico se salda con cinco detenidos en Valencia, tres anticuarios

Una operación relacionada con el patrimonio histórico se salda con cinco detenidos en Valencia, tres anticuarios

Una operación relacionada con el patrimonio histórico se salda con cinco detenidos en Valencia, tres anticuarios

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

La operación iniciada la pasada semana por la Guardia Civil relacionada con el patrimonio histórico ha permitido desarticular una red supuestamente dedicada al robo y comercialización de obras de arte, formada por cinco personas, tres de ellas anticuarios, miembros de una misma familia de Valencia. Los agentes han recuperado 90 pinturas y esculturas religiosas datadas entre los siglos XVII al XX, entre las que se encuentran obras firmadas por Jusepe de Ribera Español 'Españoleto' y Francisco de Herrera 'El Viejo'.

Los detenidos exponían las obras robadas en casas antiguas y explicaban a los potenciales compradores que los objetos pertenecían a la familia que residía en la vivienda y que se desprendían de ellos por motivos económicos, según informó la Guardia Civil en un comunicado. Hasta la fecha, los investigadores han esclarecido robos cometidos entre los años 1991 al 2008 en las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Valladolid.

La operación, denominada 'Mare Nostrum', se inició cuando en una casa palacio de la localidad de Beneixama (Alicante) se sustrajeron 15 pinturas al óleo de los siglos XVII y XVIII, entre otros objetos.

A raíz del robo y por los indicios obtenidos, los investigadores centraron sus sospechas sobre unas personas de la localidad de Xàtiva (Valencia), que contaban con un "amplio" historial delictivo por robos de obras de arte.

Durante varios meses estas personas fueron sometidas a un discreto servicio de vigilancia, en el que comprobaron que, a diario, realizaban frecuentes desplazamientos por las comunidades autónomas Valenciana, de Murcia y Castilla la Mancha, en busca de casas de campo señoriales, que pudieran contener obras de arte o antigüedades.

Para cometer los robos y trasladar los objetos sustraídos pedían prestadas a personas próximas a su entorno furgonetas u otros medios de trasporte. Cuando los detenidos querían vender a determinados coleccionistas alguna obra de arte sustraída o falsificada, contactaban con propietarios de pisos o casas con decoración antigua, a las que les ofrecían una determinada cantidad de dinero por permitirles poner entre la decoración de sus casas las obras de arte.

Una vez tenían colocados en la vivienda los objetos, acompañaban a posibles interesados en arte y, tras ganarse su confianza, les explicaban que los objetos pertenecían a la familia que residía en la vivienda y que, por necesidades económicas o repartición de una herencia, se mostraban interesados en vender las piezas.

FAMILIA DE ANTICUARIOS

En otras ocasiones, para dar una "mayor apariencia de legalidad", realizaban la venta a coleccionistas a través de un negocio legal, utilizando como intermediarios a una familia de anticuarios de Valencia, que finalmente comercializaba la mercancía robada.

Otro método utilizado consistía en trasladar las piezas a Francia donde a través de un anticuario de Toulouse y otro de París, eran comercializadas y colocadas en el mercado legal de arte.

La Guardia Civil ha detenido en Xàtiva (Valencia) a los hermanos M.M.G. y L.M.G., de 48 y 36 años respectivamente, y en Valencia ciudad a los hermanos J.J.F.G., de 42 años; P.F.G., de 39 años y A.F.G., de 37 años, todos ellos anticuarios.

Durante el transcurso de la operación los agentes han realizado 13 registros, cinco en Valencia, tres en Xàtiva, uno en Sedaví, otro en Tavernes de la Valldigna y tres en París, todos ellos en propiedades de los detenidos y coleccionistas.

Los investigadores continúan con el cotejo de las obras de arte intervenidas con las que figuran como sustraídas en las distintas bases de datos, por lo que no se descarta la identificación de nuevas piezas como procedentes de robo. La operación ha sido desarrollada por el Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) y Unidades de la Guardia Civil de las provincias implicadas, todo ello bajo la dirección del juzgado de instrucción número dos de Villena (Alicante).