Los ciudadanos pueden seguir opinando sobre la Serra de Tramuntana con la consulta ciudadana que recorre los municipios


PALMA DE MALLORCA|

Los ciudadanos podrán seguir manifestando su opinión sobre la Serra de Tramuntana gracias a la consulta ciudadana que está recorriendo los diferentes municipios y territorios de Mallorca.

El jueves 1 de diciembre, a las 18.00 horas habrá la siguiente sesión de participación en Selva (centro de la calle Santa Catalina Tomás). El próximos talleres se llevarán a cabo en Esporles (12 de diciembre), en Alaró (13 de diciembre) y en Pollença (20 de diciembre).

También hay una consulta online para todo aquel que quiera participar pero no pueda asistir a las sesiones presenciales. Todos los temas que se tratan también se encontrarán en la web https://es.surveymonkey.com/r/SerraTramuntana.

La consellera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, asistió a la consulta ciudadana Serra de Tramuntana que se llevó a cabo ayer en Sóller, en el que agradeció a todos los asistentes "que quieran participar para mejorar la Serra. Necesitamos que todo el mundo opine sobre en qué estado se encuentra la Serra y se hagan propuestas para mejorar la gestión que se hace. Uno de nuestros principales objetivos es hacer llegar la declaración de la UNESCO a todos los mallorquines porque todos se sientan la Serra como propia".

FUNCIONAMIENTO DE LOS TALLERES

El punto de partida del proceso son el Plan de gestión que se presentó con la candidatura en 2011 y el informe que hizo la UNESCO, coincidiendo con el quinto aniversario de la declaración de la sierra de Tramuntana como Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de paisaje cultural.

Se trabajará en tres grandes ejes. El primero es sobre los aspectos socioeconómicos y turismo; el segundo, sobre el patrimonio cultural y natural; y el tercero, sobre comunicación, divulgación, participación y educación.

En cada una de las sesiones de la consulta, se harán dos o tres grupos para que la tarea sea más ágil y dinámica. Cada uno de los ejes comenzará con un árbol en blanco que los participantes deberán ir llenando con sus opiniones y propuestas. En tres colores diferentes, los asistentes expondrán los aspectos positivos y los negativos que observan sobre la actualidad de la Sierra y harán propuestas de mejora de cara al futuro.