Empleados de Frioconfit finalizan 134 días de acampada debido al "buen camino" para recuperar la actividad

BAEZA (JAÉN), 30 (EUROPA PRESS) Los empleados de Frioconfit, empresa ubicada en el municipio jiennense de Baeza, finalizan hoy una acampada ante el centro de trabajo que ha durado 134 días con el objetivo de pedir una solución a su situación laboral después de que la dirección de la firma, perteneciente al Grupo Orio, "cerrase la planta sin dar explicaciones". En declaraciones a Europa Press, la delegada de personal en la planta, Ana María López explicó que han tomado esta decisión porque las gestiones para volver a la actividad "van por un buen cauce". "No hay motivos para seguir apostados, puesto que las gestiones que se están realizando, con la Junta de Andalucía al frente, para buscar nuevos empresarios van por buen camino", comentó. En este sentido, añadió que ha habido contactos con varias firmas del sector de la bollería, el mismo al que pertenece Frioconfit, de las que existe una "especialmente interesada". A ello se suma, según recordó, la presentación del concurso de acreedores en febrero, con la que "se volvió a la legalidad", de modo que habrá que esperar su a resolución para concretar las ofertas así como las indemnizaciones que corresponden a los empleados, que, además, comenzarán a cobrar el desempleo el próximo mes. "Estamos satisfechos por la forma en que se está desarrollando el asunto y creemos que es cuestión de meses que podamos volver a incorporarnos a nuestros puestos, que es lo que siempre hemos defendido. Por ello, después de 134 días en una carpa, hemos decidido levantarla", apostilló López, quien resaltó la unidad de los 18 empleados en este conflicto. Así, la delegada de personal recordó la "situación complicada" que han vivido los trabajadores de este centro especial de empleo --16 de ellos tienen como mínimo un 33 por ciento de discapacidad-- tras más de seis meses sin cobrar y sin percibir la prestación por desempleo, ya que el empresario se limitó a cerrar la fábrica sin dar más explicaciones. Los problemas con Frioconfit "viene de lejos, ya que ha estado plagada de irregularidades" que culminaron con el "cierre salvaje que el empresario decidió de buenas a primeras" en el pasado mes de noviembre, cuando los trabajadores, además, ya llevaban varios meses sin cobrar. Por ello, entre otras medidas de presión, decidieron realizar esta acampada ante la empresa.