La dirección de Telemadrid tilda de "irresponsable" la huelga que mantiene suspendida la emisión

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Dirección de Radio Televisión de Madrid (RTVM), Telemadrid, afirmó hoy en un comunicado que es una "irresponsabilidad" en el contexto de crisis generalizada y de dificultades extremas que atraviesa el sector de los medios de comunicación, utilizar el despido acordado de sólo tres empleados con categoría directiva "como palanca para movilizar a una plantilla de 1.280 trabajadores en pos de unas demandas salariales y de beneficios laborales incongruentes con la actual situación económica".

La huelga convocada por los sindicatos CC.OO., UGT y CGT ha vuelto a abortar la emisión de la televisión pública madrileña este mediodía como ya ocurriera en dos ocasiones en julio pasado, y la pantalla ha quedado fundida en negro.

"Condenar a una televisión a tener su pantalla en negro durante 24 horas ininterrumpidas, y hacerlo con la frecuencia y la ligereza que empieza a ser tónica habitual en Telemadrid, es un atropello a la libertad de expresión y, en ningún caso, la mejor manera para garantizar la viabilidad de la empresa que los sindicatos aseguran desear", señala el comunicado.

"La irresponsabilidad de los sindicatos supone un ejercicio de absoluto desprecio hacia los madrileños, privados drásticamente por tercera vez en menos de un año de su derecho a la información y al entretenimiento a través de un medio de comunicación que financian con sus impuestos", indica la dirección, que destaca que los tres despedidos han sido indemnizados con 45 días por cada uno de los años trabajados, entre 18 y 24 años.

La de hoy es la decimoctava huelga que las centrales sindicales convocan en Telemadrid desde 2004 y la tercera consecutiva que en menos de un año condena a su pantalla al negro. "Cruel metáfora del futuro al que la obcecación sindical aboca a la empresa y a sus 1.280 empleados", plantea la dirección.

INTENCIONALIDAD POLÍTICA

Además, considera que "resulta evidente la intencionalidad política de la huelga, convocada para coincidir con la manifestación sindical que se celebrará en Madrid el domingo 19 y la fiesta de la Comunidad, el 2 de mayo".

Asimismo, indica que este paro es una muestra de insolidaridad con el resto de los trabajadores madrileños pretender continuas mejoras en Telemadrid, tales como reclamar subidas salariales comprendidas entre el 3 y el 6 por 100, más dos nuevos días de asuntos propios y otra serie de cuestiones que implican un aumento de costes salariales situado entre el 4 y el 7 por 100, cuando el IPC es actualmente negativo.

Del mismo modo, el ente cree un "despropósito" insistir en estas reclamaciones cuando en el año 2008 los trabajadores obtuvieron una subida del 2 por 100, superior en seis décimas al IPC del 1,4 por 100. Y una "intransigencia" que demuestra la indisposición de los sindicatos a adaptar a la modernidad su exigencia de que todos los cámaras de TV efectúen su trabajo acompañados de un ayudante, fórmula que ya sólo Telemadrid mantiene en España, pues hasta RTVE está reduciendo el equipo a un solo operador. Además, el salario medio de un cámara en Telemadrid es de 33.000 euros, cuando su precio en el mercado es de 23.500 euros.

Asimismo, la dirección plantea que es un ejercicio ajeno a la realidad exigir la convocatoria inmediata de 161 plazas fijas, cuando el coste de Personal en Telemadrid representa el 54 por ciento del total y el salario medio asciende a 42.000 euros.

Hay que tener en cuenta, dice, que los trabajadores de Telemadrid disponen de una de las mejores condiciones laborales del sector. Así, en relación con la media de FORTA, Telemadrid tiene un 6,7 por ciento más de contratos fijos, un 12,3 más del salario /hora y el 31,7 por ciento más de permisos retribuidos.