Los prejubilados de Naval Gijón y la Policía protagonizan duros enfrentamientos

  • Gijón, 14 may (EFE).- Fuerzas antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía y prejubilados de Naval Gijón han protagonizado hoy duros enfrentamientos en torno al astillero que los trabajadores mantienen ocupado desde hace diez días en demanda de garantías ante el cierre de la empresa, previsto para el último día de este mes.

Gijón, 14 may (EFE).- Fuerzas antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía y prejubilados de Naval Gijón han protagonizado hoy duros enfrentamientos en torno al astillero que los trabajadores mantienen ocupado desde hace diez días en demanda de garantías ante el cierre de la empresa, previsto para el último día de este mes.

Los incidentes de mayor gravedad se produjeron después del mediodía cuando la Policía cargó contra los encerrados arrojando botes de humo y pelotas de goma al interior del astillero, lo que fue respondido por éstos con el lanzamiento de voladores, en un intercambio que se prolongó de manera intermitente durante gran parte de la tarde.

Las protestas de los prejubilados se intensificaron desde primera hora de la mañana con el corte de la avenida de Juan Carlos I, que conecta el centro y el oeste de la ciudad, con una barricada, que impidió la circulación de vehículos durante toda la jornada.

Apenas dos horas más tarde, un grupo de apoyo quemó una barricada de neumáticos en la última salida de la autopista que conecta con la red general de carreteras, que interrumpió el trafico en los dos sentidos durante una media hora.

Los prejubilados habían convocado a una concentración de apoyo a partir de las 19:00 horas, pero la Policía ha impedido que se realizara estableciendo un cerco alrededor del astillero e identificando a las personas que intentaban ingresar en esas instalaciones.

Los encerrados reclaman al ente Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión (Pymar) que se subrogue en las obligaciones de Naval Gijón y contrate una póliza de seguros que garantice el cobro de sus prestaciones salariales tras la disolución de la firma por el cese de actividad, previsto para el 31 de este mes.