Los trabajadores de la residencia Caser de Vitoria se concentran en demanda de un convenio "digno"

VITORIA, 15 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de la residencia de ancianos Caser de Vitoria se concentraron hoy frente a la empresa para reclamar la negociación de un convenio "digno" y recibir a la dirección de la compañía, que se ha trasladado a la capital alavesa desde Zaragoza para iniciar las negociaciones con los representantes de los trabajadores.

El comité de empresa, a través de un comunicado, lamentó que la dirección decidiera finalmente no celebrar reunión alguna, al no estar de acuerdo con la protesta. Los representantes de la plantilla consideraron que la decisión de la dirección evidencia "su falta de interés real por avanzar en contenidos en la negociación, así como su talante intolerante ante los derechos de los trabajadores".

La plantilla de Residencial Caser lleva sin convenio desde enero de 2009, según explicó el comité de empresa. En el diciembre de 2008 finalizó el acuerdo de empresa que se suscribió hace cuatro años y, a la finalización del mismo, el comité presentó la plataforma con sus reivindicaciones y solicitó la apertura de la mesa negociadora.

La plantilla pide un incremento retributivo que posibilite en dos años que las trabajadoras de la categoría inferior alcancen un salario de mil euros, así como un incremento proporcional en el resto de las categorías. También solicitan una reducción de jornada en dos años, de modo que se asimilen a la jornada que se realiza en los centros de Gipuzkoa, donde Caser tiene otra residencia. Otra de las peticiones es un aumento de la plantilla que posibilite la mejora de la calidad del servicio y una mejor atención a los usuarios.

Los representantes de la plantilla lamentaron que la empresa "no está dispuesta a admitir las reivindicaciones de los trabajadores, ofertando exclusivamente incrementos ligados al IPC y escasa reducción de jornada a cuatro años".