El comité de Isla Mágica reclama para el nuevo convenio 1.200 horas por temporada para los fijos discontinuos

Los sindicatos piden un incremento salarial "sin revisión" del dos por ciento cada uno de los ejercicios del nuevo documento

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS)

El comité de empresa y la dirección de Parque Isla Mágica SA (Pimsa) negocian actualmente el contenido del nuevo convenio colectivo del parque temático, con vigencia entre 2009 y 2012, reclamando los sindicatos un incremento salarial del dos por ciento "sin revisión" para cada uno de los ejercicios, un "mínimo" de 1.200 horas de trabajo por temporada para cada uno de los cerca de 300 empleados fijos-discontinuos y la oferta "en primera instancia" de las vacantes de contratos consolidados al colectivo de fijos discontinuos.

Según el documento elevado a la empresa por los representantes de los trabajadores, al que tuvo acceso Europa Press, las propuestas en cuanto a la nueva tabla salarial incluyen un incremento del dos por ciento "fijo, sin revisión" para todas las categorías profesionales para cada uno de los años sobre los que rige el documento, 2009, 2010, 2011 y 2012, proponiendo además un "plus de fidelidad" para que los empleados con uno o más cuatrienios de antigüedad hasta un máximo de tres reciban al final de la temporada el cinco por ciento del salario mínimo interprofesional multiplicado por el número de meses de veteranía.

Incluyen las propuestas un plus de nocturnidad del 125 por ciento respecto al resto de horas y la opción de que las horas extraordinarias sean compensadas con descansos (un 175 por ciento) en lugar de con retribuciones económicas exclusivamente.

RECLAMACIÓN PARA LOS FIJOS DISCONTINUOS

Una de las principales reivindicaciones de este nuevo convenio colectivo que ha comenzado a negociarse es la "dignificación" de las condiciones laborales de los más de 300 empleados fijos discontinuos, para los que la plataforma sindical reclama un "mínimo" de 1.200 horas de trabajo por temporada y persona, muy por encima de las 800 actuales, para así fijar una jornada laboral de 7,3 horas que, además, se organizaría en cuadrantes "mensuales" y no semanales.

Otra de las cláusulas más reivindicadas consiste en que las vacantes del "personal de estructura" sean ofertadas "en primera instancia" a los trabajadores fijos discontinuos, según destacó a Europa Press el presidente del comité de empresa, Joaquín Jiménez (CCOO), quien resaltó igualmente que los sindicatos reclaman también una "regla general" sobre contratación indefinida y que las contrataciones temporales queden relegadas a una "causa real".

Las reclamaciones, por último, implican avances "sociales" como la ampliación a dos años de la excedencia por cuidado de familiares o el fraccionamiento del periodo de excedencia por cuidado de hijos menores de edad para "flexibilizar" la relación entre la empresa y la plantilla.