Los jóvenes madrileños ganan de media 1.387 € al mes y tienen más posibilidades de estabilidad laboral, según un estudio

Haber finalizado estudios superiores, tener experiencia laboral, la movilidad y tener más de 30 años son determinantes para ganar más

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Los jóvenes madrileños de entre 16 y 34 años cobran una media de 1.387 euros al mes, más que los españoles en general, y tienen más probabilidades de firmar un contrato indefinido que el resto de sus compatriotas, según se desprende del estudio 'Ajuste y adaptación profesional de los jóvenes en la Comunidad de Madrid' elaborado por la Universidad Autónoma en octubre de 2008 para la Consejería de Empleo y Mujer del Gobierno regional.

Los jóvenes madrileños ocupan así la cuarta posición en España en este baremo, sólo superados por el salario medio de los vascos (1.628 euros de media), navarros y catalanes. En cambio, los extremeños menores de 35 años son los que menos cobran del país, ya que perciben por término medio 1.098 euros.

Eu viceconsejero de Empleo, José Ignacio Fernández, señaló que el estudio forma parte de 'Panorama Laboral', una serie de informes anuales que realizan las seis universidades públicas de la región para analizar la situación y perspectivas del mercado de trabajo de la región. Éste pretende analizar los rasgos más relevantes relacionados con los procesos de ajuste y adaptación profesional de los jóvenes durante los primeros tres años desde su incorporación al mercado de trabajo.

El estudio, elaborado a partir de datos de la Seguridad Social y del Instituto Nacional de Estadística correspondientes a 2008, señala que los jóvenes trabajadores madrileños pasan el 67 por ciento de estos primeros tres años de vida laboral en situación de ocupados, mientras que el resto del tiempo están en situación de desempleo --con o sin prestación-- o inactivos.

Los expertos constatan además que un mayor nivel de estudios entre los jóvenes favorece la existencia de periodos de empleo más dilatados. De hecho, los madrileños que acceden al empleo con una educación superior presentan una mayor tasa de empleabilidad que los jóvenes de otras regiones.

La movilidad también es un factor para hacer atractivo el mercado de trabajo juvenil de la Comunidad de Madrid. Así, casi el 24 por ciento de los jóvenes que trabajan en la región tras ese primer periodo de tres años empezaron su vida laboral en otra región.

MÁS ESTABILIDAD LABORAL EN LAS PYMES

Dentro de los sectores de actividad, los empleos relacionados con el sector servicios registran una mayor rotación laboral durante los primeros años, aunque pasada esa etapa derivan en el acceso a puestos más estables. Por su parte, la industria presenta menor rotación y mayor duración de los episodios de empleo, mientras que la construcción presenta mayor disparidad por sexo en los cambios laborales.

En este sector la proporción de mujeres es considerablemente menor, aunque su estabilidad en el empleo es mayor que la de los hombres. Estas diferencias de sexo no aparecen cuando se trata de pasar de un contrato temporal a uno indefinido. Es más, en la Comunidad de Madrid los hombres y mujeres jóvenes tienen más probabilidades de alcanzar esta situación laboral fija que los residentes en el resto de España. Esta estabilidad laboral es más fácil de alcanzar en las pequeñas y medianas empresas que en las grandes compañías de la región, "un dato que refuerza la importancia de las pymes como cauce de inserción laboral de los jóvenes", subrayó el viceconsejero.

Por otra parte, el estudio señala que la edad no es un factor determinante en el nivel de ingresos, que sí se incrementa en función del nivel de estudios, ya que los trabajadores jóvenes con educación superior cobran hasta un 17 por ciento más; o la experiencia laboral, ya que cada año adicional de experiencia eleva el salario un 4,3 por ciento.

Por sexos, los datos del informe reflejan que los hombres superan a las mujeres en la duración media de sus periodos de empleo y su inserción laboral resulta más estable. Así, en la duración media por periodo.

LAS ETT, BUENAS SÓLO AL PRINCIPIO

Respecto a los sectores económicos, el sector servicios es la actividad que registra una mayor rotación laboral durante los primeros años, pero favorece el acceso a puestos más estables. Industria es la actividad de presenta mayor duración media de los contratos, mientras que el sector servicios es que que menos duración presenta. Por su parte, en el sector de la construcción presenta niveles intermedios en este sentido pero es el que refleja mayor disparidad por sexo en los cambios laborales. La proporción de mujeres en este sector es mucho menor que la de hombres, pero su estabilidad es mayor.

La tamaño de las empresas es un factor clave para conseguir un empleo menos precario. Así, las empresas de menos de 10 trabajadores son las que registran un mayor número de periodos de empleos. Los jóvenes encuentran mayor estabilidad laboral en las pymes que las grandes empresas, ya que el número de periodos de empleo de las empresas de menos de 100 empleados es del 61,1 por ciento, frente al 10,5 por ciento de las compañías de más de mil trabajadores.

Por otro lado, el viceconsejero de Empleo y Mujer destacó que en el inicio de su vida laboral los jóvenes mantienen una relación estrecha con las empresas de trabajo temporal (ETT). Se trata de situaciones 'puente' hacia otros estados más estables. No obstante, la duración media de los episodios de empleo de este tipo empresas es inferior a la duración de los que tienen lugar al margen de éstas, por lo tanto esta vía no garantiza la estabilidad laboral.