Tomás Gómez dice que "burlar la ley y fraccionar contratos" es "denominación de origen Esperanza Aguirre"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, afirmó hoy que "burlar la Ley y la legalidad vigente, fraccionando contratos" de la administración regional es "denominación de origen Esperanza Aguirre", una actitud que tildó de "preocupante".

Gómez se pronunció así tras conocer el Informe de Fiscalización de la Cuenta General de la Comunidad de Madrid para el ejercicio 2007 que descubre que en un "elevado porcentaje" de procesos de contratación por procedimiento negociado (sin publicidad) que el Ejecutivo autonómico realizó "no se produjo una auténtica concurrencia", de manera que los contratos "no responden al principio de buena administración".

"Lo que ha hecho Esperanza Aguirre es burlar la ley porque la Cámara detecta que no coinciden los servicios contratados y pagados con el objetivo" para el que se contrataron, explicó el líder socialista. "Esto es denominación de origen Esperanza Aguirre, es la marca de la casa", sentenció. Y es que, a su juicio, el objetivo del Gobierno regional al fraccionar los contratos es "hacer lo que quiere, adjudicar a quien quiere en su propio interés, y especialmente en publicidad y propaganda, que es una de las prioridades políticas de Aguirre, con un gasto disparatado en un momento de crisis económica sin precedentes".

El Informe presentado ayer en la Asamblea de Madrid señala que de los 79 contratos fiscalizados adjudicados mediante procedimiento negociado sin publicidad (sin concurso público o subasta), 10 se realizaron de manera "correcta y coherente", y que "en 46 (67%) de los 69 contratos restantes, en los que existía obligación de promover la concurrencia, los órganos de contratación solamente consiguieron recibir una oferta válida".