CSI-F critica la actitud "antidemocrática" de la alcaldesa de Yeles (Toledo) por no respetar la libertad sindical

A pesar del expediente disciplinario abierto por Inspección de Trabajo TOLEDO, 9 (EUROPA PRESS) El sindicato CSI-F criticó hoy la actitud "despótica, autoritaria" y "claramente antidemocrática" de la alcaldesa de Yeles (Toledo), María Isabel Gómez, que "continúa creando serios problemas al normal funcionamiento del Ayuntamiento", porque está empeñada en "negar a los delegados sindicales la representación que les corresponde, tal y como recoge la Ley Orgánica de la libertad sindical". Según informó CSI-F en un comunicado, el Ayuntamiento de Yeles se ha convertido en "un campo de batalla" para los trabajadores del Consistorio y los delegados sindicales, que siguen soportando las decisiones arbitrarias de la alcaldesa, "obstinada en negar a los empleados la subida salarial del 2 por ciento, recogida en los Presupuestos Generales del Estado, a pesar de la apertura de un expediente disciplinario abierto al Ayuntamiento desde Inspección de Trabajo en base a todas las irregularidades detectadas desde el sindicato". El Sector de Administración Local del Sindicato solicita de las administraciones competentes que tomen decisiones ante una situación que atenta contra los derechos más elementales de los trabajadores y de la dignidad de las personas, pues tal y como se dio a conocer en su momento los vestuarios continúan en condiciones lamentables, sin respetar las más elementales normas de higiene ni intimidad entre los sexos. Ninguna de las situaciones denunciadas han sido solventadas por la alcaldesa, "que muy al contrario sigue actuando como si el lugar más sagrado de la representación popular, que es el Ayuntamiento, fuese su cortijo particular". Entre las quejas manifestadas por la asociación sindical a la gestión de la alcaldesa de Yeles se incluye, además de la negativa al derecho de asistencia médica, no haber renovado el vestuario del personal, negar cualquier tipo de información a los representantes sindicales o contratar discrecionalmente a quién le parece, "en contra de los criterios de igualdad, mérito y capacidad", el hecho de que Gómez abriera tres expedientes a los delegados de CSI-F "por motivos peregrinos y faltos del más elemental rigor y objetividad". Por ello, CSI-F consideró que se trata de una "falta de comportamiento democrático, que no puede ser permitido por más tiempo", pues sienta un peligroso precedente para el resto de ayuntamientos de la provincia, y para el conjunto de los ciudadanos, y muy especialmente para los habitantes de la localidad, que padecen la ausencia de una gestión eficaz de la alcaldesa para el progreso colectivo, "pues solo se dedica a perseguir a los trabajadores que cuestionan su extraño e intolerable proceder". Desde la central sindical no se descartaron demandar judicialmente a la alcaldesa por persecución y acoso a la libertad sindical, delitos que creían "ya superados en el marco de convivencia de la democracia, y que, sin embargo, siguen produciéndose en lugares como Yeles". De esta forma esperan que el problema se resuelva definitivamente pues las asociaciones del municipio están dispuestas a movilizarse ante la ineficacia de la gestión municipal.