CSIF

MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid rechazaron ayer en un referéndum celebrado en todos los parques de la región el preacuerdo presentado por la Administración autonómica con el aval de los sindicatos CC.OO y CSI-CSIF, informó hoy el CSIT-Unión Profesional, que junto a UGT no respaldó el documento.

Los trabajadores del Cuerpo de Bomberos rechazaron ayer el texto por un 590 votos en contra frente a 388, por lo que previsiblemente se negociará de nuevo un documento que recoja las demandas de los miembros de este Servicio.

CSIT informó que presentará su propuesta de negociación a la Consejería de Presidencia e Interior. Fuentes de este departamento regional señalaron a Europa Press que respetarán la decisión de los Bomberos y que están abiertos a un acuerdo "que beneficia claramente a estos profesionales".

El preacuerdo de 24 de febrero de este año contemplaba aspectos en materia de formación, de calendario-jornadas laborales y distribución de efectivos en los retenes destinados a la campaña de Extinción de Incendios de Verano, que garantizaban la seguridad, la profesionalidad y la calidad del servicio.

Un mes después, la Administración, en la Mesa Técnica, comunicó que renovarían de nuevo la bolsa de empleo para contratar este periodo estival a los trabajadores temporales de la campaña de Incendios Forestales de la Comunidad de Madrid (INFOMA), que realizan labores de vigilancia y refuerzo en los montes. En un principio, el departamento que dirige Francisco Granados iba a prescindir de ellos para sustituir su trabajo por los Bomberos de la Comunidad.

Ante tal propuesta, CSIT Unión Profesional se retiró de la Mesa por considerar incoherente la postura de la Administración "al modificar unilateralmente un elemento esencial del preacuerdo: la reducción en la dotación de los retenes profesionales de cara a la campaña estival".

Según el primer preacuerdo, estos retenes tendrían dotaciones de cinco Bomberos funcionarios con un vehículo completamente equipado para atender cualquier tipo de siniestro y estarían repartidos por todo el territorio de la región, fundamentalmente en municipios de riesgo forestal, pero ubicados en los cascos urbanos.

"La decisión a última hora de la Comunidad de Madrid de volver al modelo del año pasado, es decir, retenes mixtos (1 Bombero profesional y 5 Auxiliares contratados) con vehículos sin la equipación adecuada, restaría eficacia e inmediatez ante una intervención, ya que, dependiendo del tipo de incendio que se desate, estos retenes necesitarían para sofocar el fuego, que los vehículos equipados se trasladaran desde los parques de bomberos en tiempos que rondan los 20 minutos", concluyó el sindicato.

"FALTA DE CONFIANZA" EN EL ACUERDO

Por su parte, el representante de UGT de los Bomberos de la Comunidad de Madrid explicó a Europa Press que rechazó el documento por la "falta de confianza" que genera tras "incumplimientos" del pasado acuerdo. Asimismo, desde el sindicato se oponen al sistema de guardias y alertas y, fundamentalmente, al actual calendario laboral, "ya que a fecha de hoy aún no está fijado los horarios para 2009 y se reparte con una semana de antelación".

Por otra parte, UGT quiere que cuando se retome la negociación se apruebe la segunda actividad de los profesionales a través de un catálogo de puestos para los Bomberos que ya no pueden ejercer una primera actividad; y que se pongan en marcha los prometidos nuevos parques y la escuela de formación.

No obstante, UGT difiere de la opinión de otros sindicatos y se muestra a favor de la renovación de la bolsa de trabajo para contratar a los empleados temporales de la campaña estival del INFOMA, con la ampliación a seis meses de su periodo de trabajo y el reconocimiento de su categoría laboral como trabajadores fijos-discontinuos. Eso sí, reclama la competencia de los Bomberos de la Comunidad en el control y mando de los retenes, por lo que exige que al menos un bombero profesional vaya en cada retén.