El personal del SUAP se sumará en marzo a las movilizaciones del 061

Los sindicatos critican el "desprecio" del SCS a la negociación y dicen que sus peticiones son organizativas, no retributivas SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS) Los sindicatos UGT, CC.OO. y CSI-CSIF anunciaron hoy la convocatoria de una concentración de protesta el próximo 2 de marzo así como una posible huelga del personal del 061 y del de Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), ante la "negativa" del Servicio Cántabro de Salud (SCS) a negociar una serie de reivindicaciones "prioritariamente organizativas, no retributivas". Según precisaron responsables de los tres sindicatos en rueda de prensa, el personal del SUAP ha decidido adherirse a partir del próximo mes de marzo a las movilizaciones ya anunciadas en el 061 "porque sus reivindicaciones coinciden y todas ellas están incluidas en los acuerdos suscritos con la Administración en diciembre de 2007". El portavoz de UGT, Raúl Pesquera, criticó que "en lugar de sofocar el fuego, el Servicio Cántabro de Salud ha echado más gasolina, mostrando un talante que no beneficia un acuerdo o una salida a este conflicto", en alusión a una circular en la que se cambia de manera unilateral el calendario laboral y la opción de permisos y vacaciones del personal del Servicio de Urgencias de Atención Primaria. Pesquera reiteró que "las cuestiones retributivas no han sido el detonante de este conflicto", tras recordar que desde antes de Navidad los sindicatos vienen reclamando de manera infructuosa una reunión de negociación con la Administración sanitaria. El responsable sindical de UGT en el 061 que los 150 profesionales sanitarios del SUAP se adherirán en marzo a las movilizaciones ya convocadas para el medio centenar de sus colegas en el 061, que se iniciará el próximo sábado, a las 22 horas, con una huelga de 24 horas "que no afectará a la atención al usuario, ya que se han decretado unos servicios mínimos del cien por cien y sólo restringirá los traslados secundarios y extra hospitalarios no urgentes". "DESPRECIO A LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA" En el mismo sentido, Asunción Ruiz Ontiveros (CC.OO.) reprobó al SCS su "desprecio a la negociación colectiva" y a su "política restrictiva y de recortes de derechos por criterios economicistas, aunque nuestras reivindicaciones sean principalmente organizativas, no remunerativas". Como ejemplo, la sindicalista citó la circular del Servicio Cántabro de Salud para el personal del SUAP que "responde a un cambio organizativo inaceptable y unilateral sin preguntar o consultar a los trabajadores". Ruiz Ontiveros agregó que la mencionada circular "modifica el calendario laboral previamente pactado por los trabajadores en cada servicio, restringe y limita la posibilidad de permisos y vacaciones, dándose el hecho que existen trabajadores que a día de hoy no tienen el derecho a un mes de vacaciones y para podérselas coger tienen que cambiar sus guardias". Además, según matizó, "está cambiando la política de contrataciones hacia los sustitutos, lo que repercute seriamente en la cobertura y en la calidad asistencial al usuario". Por su parte, Margarita Ferreras (CSI-CSIF) subrayó que "ante la postura del SCS de desprecio continuado, ninguneando a los sindicatos y profesionales, nos hemos visto obligado a convocar movilizaciones porque en ninguna Administración anterior a esta legislatura, y tras conseguirse tantos progresos laborales, se ha producido tanta insatisfacción y una crispación mayor entre los profesionales". Ferreras advirtió que "de no corregirse la situación actual, que cada vez suma a más trabajadores, podrían originarse más movilizaciones en otros colectivos que no serían deseables y que los responsables sanitarios deben evitar con un cambio de actitud y de talante". Margarita Ferreras insistió en que los sindicatos exigen al Servicio Cántabro de Salud "retirar de inmediato las instrucciones sobre vacaciones y permisos enviadas a los centros de salud de Atención Primaria, el cumplimiento de los acuerdos firmados y que se sienten a negociar todas las demandas de los profesionales". VEHÍCULOS "DE LUJO" Tanto UGT, CC.OO. como CSI-CSIF coincidieron en sus críticas al Servicio Cántabro de Salud por poner a disposición del SUAP "unos vehículos de lujo que, como siempre ocurre por la improvisación de esta Administración están generando problemas entre los profesionales con su gestión porque no existe planificación de una estrategia integral del transporte para toda la atención primaria". Los sindicatos se referían a la nueva dotación de 28 vehículos del SUAP, uno por cada servicio, que "en la mayoría de los casos están parados porque los trabajadores se niegan a repostarlos con dinero de su bolsillo mientras no haya un sistema o una estrategia de mantenimiento integral de los vehículos", aseveró Raúl Pesquera. "Es un contrasentido que esto ocurra en una época de crisis donde parece ser que todas las administraciones públicas han recibido un mensaje austeridad, de apretarse el cinturón, aunque lo lógico es que no dejen de invertir en personal y en atención que es lo importante, lo demás es secundario, aseguró por último el portavoz de UGT.