El secretario general de ELA asegura que la huelga general se hubiera convocado también con otro Gobierno vasco

Adolfo Muñoz participó en un acto en el frontón Labrit con 2.000 delegados del sindicato, que después se manifestaron por Pamplona

PAMPLONA, 3 (EUROPA PRESS)

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, afirmó hoy en Pamplona que el sindicato también habría convocado la huelga general del 21 de mayo aunque hubiera sido otro el color político del nuevo Gobierno vasco, "porque todos están de acuerdo en hacer las mismas políticas" y éste "es el único modo de hacer frente al chantaje de la patronal".

Muñoz realizó estas declaraciones durante un acto a favor de la huelga general del 21 de mayo celebrado esta mañana en el frontón Labrit de Pamplona y al que acudieron unos 2.000 delegados de ELA y miembros de diversos comités de empresa. Al término de la asamblea, celebraron una manifestación que finalizó en el Paseo Sarasate.

Durante su intervención en el Labrit, Muñoz hizo hincapié en que la huelga general es "legítima, imprescindible, necesaria" y "proporcional al nivel de ataques que está sufriendo la clase trabajadora". Recalcó además que ELA tiene "todas las razones del mundo" para convocar una huelga general para la que "no tiene que pedir permiso a nadie".

Defendió que la convocatoria "da oxigeno a la lucha de los trabajadores ante el chantaje al que están siendo sometidos por parte de la patronal en las empresas", "un ataque sistemático a los derechos laborales para el que cuentan con el apoyo de los gobiernos", subrayó.

Sobre la situación actual del empleo, sostuvo que "han fracasado las reformas y quienes las han apoyado", ya que "la crisis es general pero el nivel de destrucción de empleo es mucho mayor aquí" y añadió que el desempleo "se está convirtiendo en la puerta de entrada a la pobreza".

En cuanto al nuevo gobierno vasco dijo que "al igual que en Navarra, en el acuerdo PSE-PP se cae el cemento por todos lados" y criticó al PNV por sus "irresponsables políticas" y por no haberles "reconocido el diálogo mientras estaban en el Gobierno".

Asimismo, Muñoz señaló que la crisis es consecuencia "de una codicia sin límites de los poderes económicos y ahora que el sistema se colapsa, quieren robarnos todavía más: saqueando las arcas públicas, negándose a pagar impuestos, chantajeando en la negociación colectiva y exigiéndonos más sacrificios".

En este sentido, destacó que se han perdido "en Euskal Herria cerca de 50.000 empleos en el último año, como consecuencia del modelo laboral español que ha favorecido la contratación temporal y el despido barato".

El secretario general de ELA, también se refirió a "debilidad" de los sindicatos UGT y CCOO para secundar una huelga general. "Esos sindicatos han firmado en Navarra con la patronal y el Gobierno foral un Plan de Empleo que no aporta nada más que financiación para quienes lo suscriben".

Por último, se mostró confiado en que la huelga general del próximo 21 de mayo "será secundada mayoritariamente por los trabajadores que quieren hacer frente a la destrucción de empleo, el chantaje de la patronal e impulsar un cambio de las políticas públicas".

Por su parte, el responsable del sindicato en Navarra, Mitxel Lakuntza, hizo referencia en su intervención al ERE de Koxka "donde UGT y CCOO han roto todas las leyes de empleo y han eliminado a su competencia sindical".

Sobre Guenduláin afirmó que no se puede permitir "que todos paguemos con dinero público una operación especulativa" y recalcó que en Navarra existe "una alianza entre el Gobierno y la Patronal para aprobar expedientes de regulación de empleo" y "lo han hecho prácticamente sin excepción".