ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

  • Bilbao, 31 mar (EFE).- Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU han convocado una huelga general para el próximo 21 de mayo en el País Vasco y Navarra, al considerar que la actual situación de crisis económica exige una respuesta contundente que haga frente a la destrucción de empleo y al "chantaje patronal".

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU convocan una huelga general el 21 de mayo en Navarra y País Vasco

Bilbao, 31 mar (EFE).- Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE e HIRU han convocado una huelga general para el próximo 21 de mayo en el País Vasco y Navarra, al considerar que la actual situación de crisis económica exige una respuesta contundente que haga frente a la destrucción de empleo y al "chantaje patronal".

Responsables de dichos sindicatos, entre ellos, los secretarios generales de ELA y LAB, Adolfo Muñoz y Ainhoa Etxaide, respectivamente, han hecho el anuncio en Bilbao, donde han dicho estar "hartos" de las políticas practicadas en los últimos años, de las que los "grandes beneficiados" han sido los empresarios.

Ante el previsible cambio de Gobierno en Euskadi y la conformación de un Ejecutivo socialista, Muñoz ha indicado que "cambian los partidos, pero quienes tienen opciones de gobierno están básicamente de acuerdo en las decisiones económicas" que se llevan a cabo.

El responsable de ELA, sindicato mayoritario en el País Vasco, ha asegurado que la convocatoria de huelga comenzó a gestarse antes de las elecciones autonómicas y que "se hubiese convocado de igual manera", con independencia de qué partido forme gobierno.

"La agenda sindical -ha indicado- depende muy poco de la alternancia política en los gobiernos".

Mostrar solidaridad con los afectados por la destrucción de empleo -según sus datos, 45.121 empleos se han destruido en Euskadi y Navarra entre febrero de 2008 y el mismo mes de 2009, un 42% más-, así como hacer frente a la patronal, defender un cambio de políticas públicas y exigir instrumentos "para abordar la crisis en Euskal Herria" son los ejes reivindicativos de la convocatoria.

"Reivindicamos -ha dicho Muñoz- instrumentos políticos y económicos para decidir aquí al servicio de la gente que los necesite y no de las élites económicas".

Ha explicado que, diferencias aparte entre los convocantes, "que las tenemos en otros temas -ha asegurado-", ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS -sindicato de enseñanza-, EHNE -agropecuario- e HIRU -de transporte- están de acuerdo en convocar una huelga -una decisión "muy responsable", ha dicho- ante el "ataque" que están sufriendo los derechos de los trabajadores.

En su opinión, hay "un chantaje inmisericorde de la patronal a las condiciones de trabajo para que sean las paganas de la situación que ha creado".

Los convocantes tratarán de concitar más adhesiones al llamamiento, pero, en relación al eventual concurso de sindicatos como CCOO y UGT, el dirigente de la central nacionalista ha señalado que para lograr mayores "niveles estructurales" de unidad de acción "hay que revisar el modelo que se ha practicado", en alusión al diálogo social entre sindicatos, patronal y gobierno en Navarra y el ámbito estatal, que para ELA es "una carcasa vacía".

Muñoz ha indicado que parte del modelo practicado "es responsable de la situación" y ha defendido un modelo sindical reivindicativo.

Según ha dicho, "la patronal no tiene necesidad de diálogo social porque los gobiernos le dan todo lo que pide".

Los representantes sindicales han acusado a la patronal de "aprovecharse" de la crisis para ajustar plantillas y modificar a la baja las condiciones laborales, cuando éstas "no han tenido absolutamente que ver" con la actual situación.

Según Muñoz, la causa principal está "en las políticas de los gobiernos que han pretendido favorecer al capital" mediante reformas fiscales y otras actuaciones.

En Navarra y País Vasco, las Administraciones practican una política "ultraliberal", según los convocantes, que han reclamado cambios estructurales en el actual modelo económico y mayor gasto social.

Para Muñoz, los poderes públicos "han colaborado en la descapitalización" de lo público "privatizando y saqueando lo público, que es lo que están haciendo dando miles de millones de euros a grandes especuladores, que han puesto la economía patas arriba".

Etxaide, de LAB, ha criticado que se responda "con más capitalismo" a "la crisis del capitalismo" y ha denunciado que se haga "víctimas de la situación" a sus responsables, en alusión a los empresarios, a los que ha reprochado que exijan "más recortes para reducir costes" en la actual coyuntura.