La precariedad laboral y el paro son los aspectos que más desconfianza generan en los ciudadanos de Baleares

PALMA DE MALLORCA, 30 (EUROPA PRESS) Los principales factores que más preocupan en los últimos tiempos a los ciudadanos de Baleares son, por orden de mayor desconfianza, la precariedad laboral (70%), el paro (70%), la incertidumbre sobre qué pasará en el futuro (60,5%), y la inmigración con un 55 por ciento, tal y como lo ponen de manifiesto los 'Quaderns' que la Fundación Gadeso emite periódicamente. En esta ocasión, la Fundación versa sus resultados en la desconfianza de la sociedad balear y demuestra que este escepticismo viene derivado por la actual situación de crisis económica, ya que debido al cierre de muchas empresas, muchos trabajadores se ven obligados a tener que depender de una ayuda económica, que en ocasiones no es suficiente para llegar a final de mes. En este sentido, cabe destacar que Baleares fue la única comunidad donde descendió el desempleo el pasado mes de febrero según los datos registrados en las oficinas del Servei d'Ocupació de les Illes Balears (SOIB), con 80 parados menos, el 0,11 por ciento menos respecto al mes de enero, con lo que la cifra total de desempleados se situó el pasado durante el segundo mes del año en 74.367 personas. No obstante, hay otros aspectos que están ganando terreno en la desconfianza de los ciudadanos del archipiélago, como es el caso del acceso a una vivienda, que en estos momentos se encuentra en un 54,4 por ciento, seguido de la corrupción, que debido a los últimos casos ocasionados en Baleares, suponen el 54,1 por ciento del malestar de los residentes. En cuanto al índice de confianza global en la economía, y en su análisis por islas, Ibiza es la única isla que experimenta una mejora en sus resultados, ya que actualmente se sitúa en un -40, un punto por debajo del resultado obtenido el mes de marzo del pasado ejercicio. No obstante, también llama la atención la situación de Formentera, que presenta los índices menos negativos del archipiélago. De este modo, la pitiusa menor registra el mes de marzo un índice del -37,5 por ciento, que representa una "relevante" bajada de más de cuatro puntos en relación al índice conseguido durante el mismo periodo del pasado ejercicio. LOS CIUDADANOS 'SUSPENDEN' A LAS INSTITUCIONES En una situación de crisis económica como la actual, es necesario conocer cuál es la opinión de los ciudadanos sobre las instituciones que ellos mismos, de forma democrática, han elegido para gobernar. De este modo, y en una valoración efectuada del 0 al 10, los ciudadanos --según los resultados de Gadeso-- puntúan con un 4,1 a las administraciones públicas y a los sindicatos. No obstante, peor nota consiguen las organizaciones empresariales del archipiélago, ya que su nota asciende hasta un 3,6, lo que demuestra que los ciudadanos "no se creen las canciones que predican estas entidades". Por otra parte, el único aprobado, aunque con un margen muy limitado, que dan los ciudadanos del archipiélago es a las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), que reciben un 5,1.