PV denuncia el "abandono" y la "precariedad" de los centros de planificación familiar

VALENCIA, 3 (EUROPA PRESS)

UGT denunció hoy la situación de "abandono" y "precariedad" que existe en las unidades de salud sexual y reproductiva --centros de planificación familiar-- de la Comunitat Valenciana, en las que "se está trabajando con menos personal del que se reconoce como básico según el Decreto de la Conselleria de Sanidad del año 1986".

El sindicato aseguró en un comunicado que existen centros donde la labor de los enfermeros, auxiliares y administrativas "está compartida con otros servicios". Además, indicó que las bajas "no se cubren, como ocurre en la mayoría de los servicios, pero con la salvedad que en las unidades de salud sexual y reproductiva, sólo hay un profesional por cada categoría".

Del mismo modo, UGT-PV comentó que, en algunos centros de salud, la cita para planificación familiar "se da desde el mostrador general sin poderse preservar la confidencialidad que precisa una atención a jóvenes o mujeres que acuden en demanda de aborto" y añadió que "la lista de espera en algunos centros supera los cuatro meses".

Asimismo, la formación sindical aseveró que la mayoría de los médicos de estas unidades "están pendientes de revisión salarial desde hace varios años", y manifestó que, después del primer trimestre del 2009, estas unidades "aún no tienen fijada la cartera de servicios para poder cobrar la productividad".

Por otro lado, UGT-PV criticó que "es frecuente que una joven tenga que acudir hasta a cinco centros de salud para poder conseguir una píldora postcoital", cuando en otras autonomías como Castilla la Mancha, Andalucía o Cataluña "la facilitan de forma rápida y gratuita". Además, comentó que los preservativos que facilita la Conselleria de Sanidad "son rechazados por los jóvenes que los califican como los que más se rompen".

"La filosofía que inspiró la creación de los centros de planificación familiar procuraba que el acceso a la anticoncepción, a la información sexual y a la prevención de las enfermedades de transmisión sexual fuera universal y fácil de conseguir", destacó el sindicato, quien consideró que "la precariedad actual de estas unidades y la carencia en aspectos fundamentales que en la actualidad deben englobarse en la cartera de servicios a ofrecer como la información y posibilidad del aborto voluntario o de la píldora postcoital esta ausente o muy mermada como demuestran la tasa ascendente de embarazos no deseados en adolescentes".

Por todo ello, UGT dijo entender que la "preocupación" del Gobierno valenciano "no se encuentra precisamente centrada en las mujeres, las jóvenes y las clases sociales menos favorecidas para contribuir a la educación sexual y a la solución de los problemas reales de un importante sector de población a la que quiere marginar o simplemente girar la cara".