Satse anima a los profesionales de Enfermería a denunciar las situaciones de riesgo laboral

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El Sindicato de Enfermería, Satse, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Seguridad y la Salud Laboral, instó hoy a los profesionales de Enfermería a que denuncien las situaciones de riesgo laboral a fin de poder evitar accidentes y garantizar el mantenimiento de la calidad de la asistencia sanitaria, "preservando en todo momento la salud laboral de los trabajadores".

En un comunicado, la central sindical señaló que, para los profesionales de Enfermería, a los problemas de salud laboral que más les preocupan "se suman ahora el estrés y las agresiones, riesgos crecientes en los diferentes servicios de salud".

A juicio de Satse, es la falta de personal y las "deficitarias" condiciones de trabajo, junto a la "elevada" temporalidad y cambios permanentes de servicios, las principales razones que están provocando una "merma" permanente de la salud de los profesionales y un "exponencial" aumento de los riesgos laborales que asumen en el ejercicio diario de su trabajo.

Por ello, Satse reclamó a la administración una mejora de las condiciones laborales y la adecuación de las plantillas a la demanda de cuidados.

En este sentido, la organización sindical recordó que la "permanente" carencia de profesionales origina que "la alta celeridad con la que se les obliga a trabajar impida en muchos casos adoptar las pertinentes medidas de seguridad, lo que pone en peligro la salud laboral de los profesionales sanitarios".

Satse manifestó que es "imprescindible" continuar difundiendo la cultura preventiva entre los profesionales y aseguró que el objetivo de las administraciones y los agentes sociales debe seguir siendo el de "informar y formar" a los trabajadores sobre los derechos y obligaciones que tiene a la hora de evitar y denunciar los posibles riesgos laborales a los que se enfrentan en el día a día.

Por último, Satse recordó que el 64 por ciento de los profesionales sanitarios sufren problemas de violencia o intimidación y, por ello, el sindicato planteó que todas las fiscalías consideren como atentado contra la autoridad la agresión a la Enfermería, "sin establecer diferencias por ejercer el trabajo en la sanidad pública o la privada". También reclamó que se reactiven los planes de prevención y actuación frente a las agresiones al personal sanitario.