Trabajo defiende "la voluntariedad" de la RSE sin excluir la existencia de un marco normativo "que impulse su promoción"

Barrera apela al compromiso de la sociedad civil porque, de lo contrario, "poco se puede hacer" en materia de responsabilidad social

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El director general de Economía Social, Trabajo Autónomo y Responsabilidad Social Empresarial del Ministerio de Trabajo e Inmigración, Juan José Barrera, insistió hoy en "la voluntariedad" de la RSE sin excluir el desarrollo de "un marco normativo que impulse su promoción". "La RSE está por encima de las normas legales pero se puede hacer una política para fomentar su presencia", aseveró.

Con motivo de su intervención en la cumbre 'Aportando valor para una gestión sostenible', organizada hoy en Madrid por la Asociación Española para la Calidad (AEC), Barrera defendió que "la RSE forma parte del contexto del desarrollo sostenible, por lo que se tiene que impulsar a través de normas y comportamientos".

Por este motivo, hizo un llamamiento al papel de la sociedad civil y los poderes públicos, ya que, "a través de estas normas y comportamientos, se puede promover la responsabilidad social". En este sentido, apeló al compromiso de la sociedad civil "porque, de lo contrario, poco se puede hacer en materia de RSE".

Respecto al papel de los poderes públicos en la promoción de aspectos socialmente responsables, Barrera repasó algunas de las últimas leyes aprobadas al respecto como la Ley de Dependencia, la Ley de Igualdad o el Código Unificado de Buen Gobierno, entre otros. Además, recordó que la Administración pública juega "un papel en la sociedad como gestor, inversor, empleador y consumidor".

Por otro lado, enumeró algunos de los organismos creados con el propósito de promover la responsabilidad social como la Subcomisión Parlamentaria de RSE, la Mesa del Diálogo Social, el Foro de Expertos de la RSE o el recién creado Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas.

LA RSC Y LA CRISIS

En su intervención, Barrera se preguntó "si la crisis actual hubiera tenido las mismas consecuencias si tanto las empresas como los reguladores hubieran tenido comportamientos sociales". Además, lanzó la siguiente pregunta al público asistente: "¿Hay soluciones a la crisis aportando criterios de RSE?".

En cuanto a la situación de la RSE en España, Barrera situó a nuestro país a la vanguardia de la Unión Europea y apostó por incluir criterios de responsabilidad social en ámbitos que vayan más allá de lo económico, como por ejemplo, en educación, "a través de la asignatura Educación para la Ciudadanía".