Valcárcel y empresas de Economía Social impulsan un plan, de 44,5 millones de euros, destinado a crear y consolidar empleo

Este plan trienal introduce como novedad un programa de ayudas a la I+D+i y facilita el acceso a la internacionalización de las empresas MURCIA, 24 (EUROPA PRESS) El presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, firmó hoy con los representantes de organizaciones de cooperativas y sociedades laborales el I Plan Regional de Economía Social 2009-2011, para impulsar el sector. El mismo, que cuenta con un presupuesto de 44,5 millones de euros, contempla acciones destinadas a la creación y consolidación de empresas que generen un empleo de calidad. Del total, 15,6 millones de euros corresponden al ejercicio actual; 16,2 millones a 2010, y otros 16,7 millones a 2011. La mayor parte está dedicada a la orientación y tutoría a desempleados para que apuesten por la economía social. Durante el acto, Valcárcel, junto con los representantes de las cooperativas y de sociedades que integran Ucomur, Amusal, Fecoam, Fecamur y Ucoerm, indicó que la Administración regional pone al servicio de la Economía Social una "herramienta indispensable" para promover inversión y generar empleo estable y de calidad en la Región. Igualmente, los representantes de empresas de Economía Social coincidieron en señalar que este plan llega en un momento "importante, de quiebra de valores sociales y empresariales y pérdida de confianza en los mercados". Así, resaltaron el esfuerzo realizado por el Ejecutivo murciano por "desarrollar y apoyar este modelo de hacer empresa". Se trata, explicó Valcárcel, de "un documento de trabajo que va a permitir fortalecer el sector cooperativo y empresarial en la Región, y revitalizar la economía, creando empresas y generando nuevos puestos de trabajo", tras lo que puntualizó que "no es un catálogo de intenciones, sino el compromiso de la ejecución del mismo, planteado desde el consenso". Por ello, no dudó en afirmar que dicho plan "llega en un momento adecuado, ya que se está viviendo el peor de los momentos desde el punto de vista económico". En su opinión, el Gobierno regional "tiene la obligación de redoblar esfuerzos para fortalecer y crear nuevas fórmulas que permitan a estas empresas mantener su capacidad de desarrollo y de creación de puestos de trabajo, tal como vienen demostrando en estos tiempos difíciles", en los que "son un auténtico motor de empleo y un ejemplo por su perseverancia y su valentía en tiempos de crisis", afirmó. CUATRO EJES DEL PLAN En concreto, este I Plan Regional de la Economía Social se articula en cuatro ejes fundamentales cuyos objetivos son estimular la creación y el fortalecimiento de las empresas de economía social; promover su competitividad; la formación integral; buscar y atender a los sectores implicados en nuevos yacimientos de empleo y fomentar la colaboración entre las propias cooperativas participantes. Todo ello, con el fin último, afirmó el presidente, de "apoyar a este dinámico sector empresarial". Para ello, el Plan incluye acciones concretas destinadas a la aportación de capital a los socios, tanto para creación de nuevas empresas como para su consolidación; ayudas a la contratación de gerentes y personal técnico, a la realización de estudios de gestión empresarial y viabilidad, así como ayudas a la refinanciación de préstamos y a la creación de centros de asesoramiento a las empresas, entre otras medidas. Como novedad, también introduce un programa de ayudas a la I+D+i, además de facilitar el acceso a la internacionalización de las empresas. Asimismo, incluye la colaboración de la Administración con universidades para la realización de estudios, cátedras o investigaciones; la concesión de becas de investigación; y, finalmente, la inclusión en los talleres de empleo y escuelas taller de módulos específicos dedicados a economía social y de nociones esenciales sobre esta materia en los programas de Formación para el Empleo. La Administración autonómica, con este Plan trienal, también se compromete, en estos momentos de dificultades económicas, a mediar entre estas empresas y las entidades financieras para mejorar las condiciones de financiación para sus proyectos. Un capítulo "especial" en esta nueva acción del Gobierno regional frente a la crisis es el destinado a las cooperativas y empresas de economía social del sector agrícola, como uno de las más relevantes del tejido empresarial de la Región. Para ellas, la Consejería de Agricultura y Agua mantendrá sus ayudas para el lanzamiento de nuevas cooperativas y la fusión e integración en cooperativas de segundo grado. Y es que, la Región cuenta con 2.543 cooperativas y sociedades laborales en situación de alta en la Seguridad Social, número que representa el 6 por ciento del total español, divididos en 1.580 cooperativas y 963 sociedades laborales. Según los datos correspondientes al cuarto trimestre de 2008, la economía social agrupa a 24.017 trabajadores, de los que 18.367 se encuentran en cooperativas y 5.650 en sociedades laborales. Todos estos datos avalan, según Valcárcel, el que la Región se convierta, una vez más, "en un ejemplo y un modelo a seguir por otras comunidades al articular un plan para mantener e impulsar uno de los sectores decisivos de la economía regional y nacional"; un sector que nos, sostuvo, "ha permitido progresar proyectando una imagen de calidad y estabilidad y de cohesión social y territorial". LABOR DE EMPRESAS DE ECONOMÍA SOCIAL En esta línea, el presidente de la Unión de Cooperativas de Trabajo Asociado de la Región (Ucomur), Juan Antonio Pedreño, agradeció, como sus anteriores, al Gobierno regional por su apuesta por el modelo de empresas de economía social. Al hilo, precisó que a nivel cooperativo, y a fecha de 15 de marzo de este año, "están consolidados 51 proyectos de distintos sectores y actividades". Recalcó la importancia de "hasta cinco grandes proyectos en el ámbito de la dependencia y más de 60 en el de la educación de cero a tres años, así como siete proyectos consolidados en centros concertados". "Todo esto, cuando esté finalizado, supondrá una inversión, por parte de las cooperativas, de más de 120 millones de euros y una creación de empleo de más de 1.200 nuevos socios y un total de 123 proyectos durante este año", aseveró. Por su parte, el presidente de la Federación de Sociedades Agrarias Cooperativas de Murcia (Fecamur), Francisco López, dejó claro que desde el sector de la agricultura "lo estamos muy mal", aunque, comentó, "estamos aguantando todos los puestos de trabajo, incluso de otros sectores", por lo que abogó por salir adelante. Mientras que el presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias de Murcia (Fecoam), Santiago Martínez, destacó que "la evolución de la economía social en la Región en los últimos años ha sido espectacular", y reconoció que "en tiempos de crisis, la economía social continúa generando empleo". Por último, el presidente de la Asociación de Empresas de Economía Social de la Región (Amusal), José Francisco Ballester, puso de manifiesto la "rapidez que se ha dado en efectuar y terminar el plan para usarlo como una herramienta contra la crisis que modula medidas antiguas y nuevas que darán impulso a los puestos de trabajo de economía social". El objetivo, comentó, es que haya empresas "más competitivas y que generen más empleo".