(Ampliación) Trabajo dice que los malos datos de la EPA prueban que "el talón de Aquiles" es el empleo

Etiquetas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, admitió hoy que la Encuesta de Población Activa (EPA) del periodo enero-marzo ha arrojado cifras "malísimas", que suponen un "mazazo" y que confirman que el empleo es el "talón de Aquiles" de la economía española en situaciones de crisis económica.

No obstante, Granado, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, recordó que el primer trimestre del año siempre "es el peor" y que hay que tener cuenta además que 2009 también va a ser "el peor" año de la crisis. "Por tanto, estamos en el epicentro de la crisis, en el núcleo de la tormenta perfecta", advirtió Granado, que volvió a reiterar el compromiso del Gobierno de garantizar las prestaciones por desempleo.

Granado cree que las cosas no van a continuar así en los próximos meses y que las cifras mejorarán. Según aseguró, los datos sobre el mes de abril que maneja el Gobierno "indican claramente una inflexión". "Hemos dejado atrás un trimestre muy malo, y los indicadores van a ser mejores en términos de morosidad, empleo, y ocupación a la Seguridad Social", subrayó.

Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, "la mayor paradoja" de la EPA del primer trimestre es el hecho de que se hayan destruído más de 528.000 temporales y se hayan creado 64.000 indefinidos, lo que, a su juicio, demuestra que en España hay "una costumbre inveterada" por despedir trabajadores temporales.

"Por desgracia, en una crisis, cuando en una empresa todos los trabajadores tienen contratos fijos, se hace un ERE o se reducen la jornada o los salarios, pero cuando hay fijos y eventuales, la costumbre inveterada de este país es despedir a los trabajadores eventuales", dijo.

Granado señaló que el mercado laboral es demasiado "dual" y para explicarlo lo comparó con una cebolla. "Tiene un núcleo compacto, los trabajadores indefinidos, que están muy protegidos, y luego tiene una parte exterior muy maleable, que son las personas con contrato temporal", precisó.

POCA EXPERIENCIA EN HACER POLÍTICAS ACTIVAS

El secretario de Estado admitió además que en España existe un problema relacionado con el paro y es la poca experiencia que hay sobre cómo hacer políticas activas de empleo.

En este sentido, apuntó que mientras se ha gastado mucho dinero en pagar los subsidios por desempleo, se ha dedicado muy poco a ayudar a la gente a cambiar de trabajo.

Por eso se felicitó de que el año pasado se contrataran 1.500 orientadores para facilitar la búsqueda de empleo a los desempleados y de que recientemente se tomara la decisión de que las prestaciones por desempleo puedan convertirse en una especie de bonificación para que sus beneficiarios sean contratados por una empresa.

"Los parados de la construcción, si quieren encontrar trabajo rápidamente, tendrán que trabajar en otros sectores en algunos casos. Las personas que no tienen cualificación deberían aprovecharse del tiempo del dempleo para cualificarse, porque será más fácil encontrar trabajo si se tiene mejor formación", opinó.

Preguntado por el espectáculo que suponen las largas colas de desempleados ante las oficinas del Inem, Granado reconoció que ese es un problema que debe resolverse "cuanto antes", y recordó que la Secretaría General de Empleo, cuyas riendas corren a cargo de Maravillas Rojo, está desarrollando un "ambicioso proyecto", que consiste en la puesta en marcha de un portal en Internet que permita gestionar las prestaciones desde casa y conocer todas las ofertas de empleo disponibles.