Arenas traslada a Griñán por carta la necesidad de mantener reuniones al máximo nivel para afrontar el paro y la crisis

También le envía una carta a Valderas, que acompaña con el 'Plan de reformas urgentes contra la crisis' elaborado por el PP-A SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha trasladado tanto al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, como al coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, sendas cartas, a las que adjunta el 'Plan de reformas urgentes contra la crisis' elaborado por los populares, en las que les traslada la necesidad de que se lleven a cabo reuniones de los partidos y grupos parlamentarios al máximo nivel para intentar acordar medidas de lucha contra el paro y la crisis económica.

En la misiva traslada al presidente de la Junta, que fue enviada ayer y a la que tuvo acceso Europa Press, Arenas manifiesta que los últimos datos conocidos de la Encuesta de Población Activa han vuelto a "poner de manifiesto la dureza con que la crisis económica golpea a nuestra comunidad", ya que son ya 944.100 los parados andaluces, "junto con miles de pequeñas y medianas empresas de Andalucía, quienes sufren como nadie una situación de desesperación insoportable".

"En esta circunstancias de urgencia social, estoy convencido de que la sociedad andaluza, en general, y los sectores más afectados por la crisis exigen una respuesta conjunta de todas las formaciones política de Andalucía para atajar la crisis que tanto nos afecta", señala Arenas en la carta.

Añade que aunque los partidos políticos han participado en un proceso de diálogo sobre medidas para afrontar los problemas, la formación de un nuevo Gobierno "obliga a poner el contador a cero y establecer, al máximo nivel, nuevos contactos", que, a su juicio, deberían de celebrarse en la sede del Parlamento andaluz.

De igual manera, traslada a Griñán un ejemplar del documento 'Plan de reformas urgentes contra la crisis', elaborado por el PP-A, para que, según señala, "conozcas y valores las cien medidas que para superar las dificultades económicas y sociales que he propuesto". Concluye reiterando la conveniencia de que se pueda acordar una reunión entre los máximos responsables de los partidos y de los grupos parlamentarios.

"REACCIÓN HUMILLANTE"

De otro lado, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, calificó hoy de una reacción "humillante" para las familias y los parados la que tuvieron ayer los gobiernos central y andaluz tras conocerse los datos del paro registrado en el pasado mes de abril. Dijo que es "impresentable" que el ex presidente andaluz y actual vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, considerara el dato "una buena noticia", cuando ha sido "el primer mes de abril de la historia en que ha crecido el paro".

"Es una indecencia la euforia de un gobierno que pretende sacar pecho con unos datos nefastos", dijo Sanz, quien recordó que en un sólo año hay 250.948 parados más en Andalucía (lo que supone un incremento del 46 por ciento), mientras que el pasado mes de abril bajo la contratación en Andalucía en un 13,42 por ciento, frente al 2,80 por ciento menos a nivel nacional.

Los datos del paro, según agregó, "indignan" claramente a la sociedad, mientras que el Gobierno de José Antonio Griñán está "claramente desconcertado y sólo da palos de ciego en materia de empleo". Asimismo, consideró un "despropósito" que, con la configuración del nuevo Gobierno andaluz, se haya "premiado" al "consejero del paro y del millón de parados", en referencia al consejero de Empleo, Antonio Fernández, dándole más competencias, como las relativas a autónomos o a inmigración.

Sobre el diálogo en torno al VII acuerdo de concertación social que hoy han iniciado Gobierno andaluz, sindicatos y empresarios, Antonio Sanz manifestó que debe ser "compatible" y desarrollarse de manera simultánea con el diálogo que puedan mantener las fuerzas políticas para intentar un acuerdo frente a la crisis.

No obstante, el dirigente popular mostró su preocupación por que la concertación social en manos del Gobierno andaluz consiste "principalmente en una foto", toda vez que los compromisos asumidos no se cumplen. De esto, según precisó, no son culpables ni los sindicatos ni los empresarios, sino un Ejecutivo que "incumple" todos los compromisos suscritos.