Arias Mosquera asegura que el cambio de modelo productivo se construye "desde abajo" y "no se improvisa"

Considera que a veces se confunden "los deseos con la realidad" al hablar de 'brotes verdes' en la economía

VIGO, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Banco Pastor, José María Arias Mosquera, aseguró hoy que el cambio de modelo productivo se construye "desde abajo", a través de la educación, al tiempo que advirtió de que "no se improvisa".

En una rueda de prensa, previa a su participación en una comida coloquio titulada 'Crisis moderna: ¿gestión clásica?' y organizada por el Círculo de Empresarios de Galicia - Club Financiero Vigo, Arias Mosquera aseguró que la expresión "cambio de modelo productivo" es "una expresión feliz, pero no se hace de la noche a la mañana".

Así, advirtió de que supone "casi" cambiar la sociedad, por lo que la clave está en el cambio en el modelo educativo y "eso no se improvisa". Por ello, aseguró que "nunca es tarde, pero hay que empezar ya" porque no vale sólo con decirlo, sino que hay que construirlo y para ello será necesario comenzar "desde abajo".

El presidente del Pastor hizo especial hincapié en la importancia de la cualificación y de rodearse del mejor equipo de profesionales. En este sentido, destacó que en Europa hay 4 millones de empleos sin cubrir por falta de formación.

En cuanto a la situación económica actual, consideró que "estamos padeciendo lo peor del ciclo", después de dos trimestres especialmente "virulentos", y auguró que "sufriremos mucho dos meses más", aunque descartó caer en el pesimismo. Así, abogó por buscar el lado positivo y no quedarse "parados", puesto que también hay oportunidades para crecer en tiempos de crisis.

BROTES VERDES

No obstante, al respecto de la posible aparición de los denominados 'brotes verdes' en la evolución de la economía, consideró que a veces se confunden "los deseos con la realidad", puesto que el hecho de que se haya suavizado la curva de la caída en el ámbito financiero no significa que empiece la recuperación. Arias Mosquera incidió en que mientras no se resuelva la crisis financiera, no ocurrirá lo propio con la economía real.

Sobre la situación española, auguró que el país tardará "un poquito más" en recuperarse que algunos de su entorno, ya que el nivel de apalancamiento de familias, empresas e incluso en el sector financiero es mayor que en Europa.

Asimismo, consideró que tradicionalmente se ha hablado del plus de resistencia de Galicia, aunque recordó que la comunidad no ha experimentado crecimientos tan "virulentos" y, por tanto, las crisis no son tan profundas.

RECETAS

Para el presidente del Banco Pastor, la actual es una crisis "sistémica, global y sincronizada". En todo caso, indicó que las medidas que cada uno de los países está articulando van "en buena dirección" pero sus resultados no serán palpables en poco tiempo. Así, abogó por tener "paciencia" y esperar a que las iniciativas empiecen a cuajar.

Por otra parte, entre sus propuestas para hacer frente a la crisis, destacó la importancia del liderazgo de las empresas, para lo que, según afirmó, es preciso objetivizar, fijar metas ambiciosas, transmitir ilusión, tener coraje, reforzar el talento y crear equipos multidisciplinares. Asimismo, consideró necesario identificar las fortalezas y debilidades de la compañía.

En las situaciones de contracción de la economía, "uno de los enormes riesgos es la paralización, el pánico", explicó, al tiempo que aseguró que, al final, hay que volver a lo clásico.

El presidente del Banco Pastor ejemplificó sus palabras con la trayectoria de su propia entidad y recordó que, mientras que su plan para 2000-2005 se centró en el volumen, en 2005 auguraron un cambio de ciclo y, por ello, decidieron cambiar el modelo hacia la rentabilidad, es decir, la liquidez. Así, explicó que en los dos últimos años, este banco ha sido la primera institución financiera en beneficios antes y después de impuestos.