CCE advierte de que el crecimiento del desempleo seguirá en Canarias "con toda seguridad" en los próximos meses

El paro "se nos está yendo de las manos", asegura Grisaleña, que pide al Gobierno central que "no piense en las elecciones europeas"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Sebastián Grisaleña, advirtió hoy de que el crecimiento del desempleo en el archipiélago --que aumentó en abril en 8.156 personas, un 3,42 por ciento más respecto al mes anterior y encabeza, así, la tasa nacional-- seguirá en los próximos meses "quizás en menor proporción de lo que ha habido hasta ahora, pero va a seguir con toda seguridad", por lo que criticó que el Estado "podía haber tomado decisiones mucho más contundentes mucho antes".

En rueda de prensa tras firmar un convenio con 'La Caixa' en la capital grancanaria para fomentar la contratación de personas en riesgo de exclusión, Grisaleña manifestó que "el Gobierno central es el que realmente podía haber tomado decisiones mucho más contundentes, no ahora como las está tomando, sino mucho antes y nos hubiese ido mucho mejor". De hecho, aseguró que, si bien no es "adivino", "la economía va a seguir difícil y complicada incluso en parte de 2010".

Al entender del representante empresarial, el Gobierno de Canarias "tiene una parte mínima de cuota de responsabilidad porque sus medios son los que son". En este sentido, argumentó que el Ejecutivo autonómico "ha perdido un porcentaje importante de recaudación en 2008 y en 2009 estará en la misma línea".

Grisaleña hizo especial hincapié en que en el ámbito nacional, Canarias "lidera desproporcionadamente" el crecimiento del desempleo con un 3,42 por ciento y se sigue destruyendo trabajo en el archipiélago "de una manera brutal".

"ES EL ESTADO EL QUE PUEDE PONER PARO"

En su opinión, "es el Gobierno central el que puede poner paro a esto". De tal forma que "la banca ayude a pymes y autónomos en Canarias de forma directa y real a través de exigencias vía Estado".

Igualmente, afirmó que los 8.000 millones que el Estado aportó a los Ayuntamientos para inversión pública "hubiera sido más positivo" que fuera destinado a saldar deudas de las corporaciones locales con los empresarios. "Eso haría que el dinero aflorase, mientras no haya dinero la situación va a seguir compleja", apostilló.

Además, insistió en una reforma laboral negociada entre sindicatos, empresarios y Estado "sin menospreciar lo conseguido históricamente por los sindicatos".

"El desempleo se nos está yendo de las manos con más de 4 millones de parados a nivel de Estado y la situación es preocupante en todos los aspectos", añadió Grisaleña, que incidió en una reforma laboral y apuntó que "es más fácil prescindir de una o dos personas que no de 8 o 10, dependiendo del tamaño de la empresa".

Por último, aseguró que "el Estado tiene que estar en la hora de la verdad en el sitio que tiene que estar, y no pensando en las elecciones europeas y que por una decisión política pueda restar votos".