Economía.-La Oficina Económica de Moncloa aboga por una reforma laboral que reduzca la temporalidad y eleve la movilidad

Javier Vallés afirma que el Gobierno está "avanzando" con los interlocutores sociales para mejorar la situación MADRID, 17 (EUROPA PRESS) El director de la Oficina Económica de Moncloa, Javier Vallés, abogó hoy en el Congreso por una reforma laboral que reduzca el número de contratos temporales y aumente la movilidad laboral de los trabajadores. Así se pronunció durante su comparecencia ante la Comisión Mixta de la UE como coordinador nacional de la Estrategia de Lisboa, el plan lanzado en 2000 para hacer de la economía europea una de las más competitiva del mundo en el horizonte de 2010. En respuesta a una pregunta del diputado de CiU Jordi Xuclà, que le pidió su opinión sobre la reforma del mercado laboral tras recordar que el pleno empleo para 2010 era el gran objetivo de la Estrategia de Lisboa y que España, junto con Portugal, Italia y Grecia, tiene los índices europeos de precariedad laboral más altos, además de padecer lo que denominó la "rigiprecariedad", Vallés manifestó estar "plenamente de acuerdo" con Xuclà. "Nuestro mercado de trabajo es manifiestamente mejorable en su funcionamiento, sobre todo en el aspecto de que un tercio de los trabajadores tengan un contrato temporal (...) con muy poca protección y en cambio haya dos tercios de los ocupados que presentan muy poca movilidad en su puesto de trabajo", declaró Vallés. En su opinión, "habría que igualar esas dicotomías de alguna forma" y señaló que el Gobierno "está hablando y avanzando con los interlocutores sociales en mejorar esa situación" que "diferencia" a España del resto de países europeos. Por lo que se refiere a la Estrategia de Lisboa, Vallés hizo un balance "ambivalente", dado que si bien se han producido mejoras en el funcionamiento de los mercados que permiten a la UE responder mejor ante la actual crisis, "queda mucho por hacer para conseguir que la economía europea y la española en particular mejoren su competitividad". Tras recordar que será bajo la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 cuando se producirá el grueso de los debates sobre la revisión de la Estrategia de Lisboa, avanzó que España defenderá que se amplíen los objetivos de este plan "para hacer frente a nuevos retos, como el cambio climático o el fenómeno de la inmigración". También apostó por que la Comisión Europea refuerce la supervisión de las medidas puestas en marcha por cada Estado miembro para desarrollar la Estrategia de Lisboa y por un "mayor compromiso político" de cada país con respecto a los objetivos marcados. Defendió una "apuesta mayor" por la innovación, tanto en el próximo programa marco de la UE de I+D como en el nuevo presupuesto comunitario. Vallés expresó su deseo de contar con las aportaciones del Parlamento español, de las Comunidades Autónomas y de los interlocutores sociales para que España, durante su semestre de presidencia, impulse la revisión de la Estrategia de Lisboa. DIRECTIVA DE SERVICIOS Por otra parte, Vallés indicó que el Gobierno presentará "en los próximos meses", pero "mucho antes de junio" un segundo proyecto de ley en el Parlamento con el objetivo de transponer la directiva europea de servicios. La portavoz del PP en la Comisión, Soledad Becerril, consideró que España ha cumplido "regular" los objetivos y las recomendaciones que desde la UE se le han marcado en relación con la estrategia. En su opinión, España "venía cumpliendo" hasta 2007 los objetivos macroeconómicos, pero "no lo suficiente" en materia de microeconomía ni en innovación ni en educación. Becerril subrayó la necesidad de que España aumente la competencia y la transparencia en el sector energético, especialmente en el de la electricidad, aborde la reforma del mercado laboral para cumplir con el concepto europeo de "flexiguridad" y mejore en los ámbitos de educación, formación, innovación y desarrollo.