El aumento del desempleo femenino por la crisis afectará gravemente a Latinoamérica

  • Pekín, 23 mar (EFE).- El aumento del desempleo femenino este año a causa de la crisis afectará gravemente a América Latina, donde el 35 por ciento de los hogares son monoparentales y el 50 por ciento de las mujeres sufre precariedad laboral, dijo hoy en Pekín la ministra para Asuntos de la Mujer de Chile, Laura Albornoz.

El aumento del desempleo femenino por la crisis afectará gravemente a Latinoamérica

El aumento del desempleo femenino por la crisis afectará gravemente a Latinoamérica

Pekín, 23 mar (EFE).- El aumento del desempleo femenino este año a causa de la crisis afectará gravemente a América Latina, donde el 35 por ciento de los hogares son monoparentales y el 50 por ciento de las mujeres sufre precariedad laboral, dijo hoy en Pekín la ministra para Asuntos de la Mujer de Chile, Laura Albornoz.

Hasta 22 millones de mujeres podrían perder su empleo en 2009 sólo a causa de la crisis económica, según las últimas estimaciones de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT).

Según Albornoz, la situación de la mujer en Latinoamérica registró un progreso sorprendente en poco tiempo, "pero existen brechas importantes que limitan su propio desarrollo y obstaculizan el de sus comunidades".

"Hay que construir, no sólo en Chile, donde la presidenta, Michelle Bachelet, desarrolla medidas muy importantes también para la presencia de la mujer en las instituciones, sino en toda América Latina, pues la crisis se suma al impacto negativo de la globalización, también con informalidad del empleo y falta de acceso al crédito", afirmó.

Según la ministra, "los mandatarios latinoamericanos afrontan el importante desafío de no mirar en las políticas de Estado a la mujer de forma asistencial, sino integral y transversal".

La también presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) se reunió hoy con el vicepresidente del Instituto de China para las Relaciones Internacionales Contemporáneas (CICIR), Wang Zaibang, en la primera visita de una ministra a la institución.

"La mujer siempre juega un papel especial en la sociedad y es víctima del desarrollo y el progreso social, donde parece invisible", afirmó Zhang.

Según la ministra chilena, "la inclusión de género en las políticas públicas y espacios de decisiones no solo beneficia a la mujer, sino al hombre y a la sociedad. Es un requisito 'sine qua non' para el desarrollo de las naciones".

Albornoz destacó que en su país y como presidenta de la CIM trata de seguir mecanismos y prácticas ya probados en el norte de Europa, Canadá o España, "donde el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha eliminado barreras a la mujer a puestos directivos en la sociedad".

"Como presidenta de la CIM suscribo sus palabras en la Cumbre Progresista de marzo en Chile de que se puede identificar a los países conservadores por contar con menor mujeres en los espacios de poder", añadió.

En Chile, medidas importantes fueron triplicar las salas cunas y guarderías infantiles, pero también hacer más visible a la mujer en la sociedad y no abocarla a determinados roles además de la red nacional de protección contra la violencia de género.

"Ahora queremos incrementar el período postnatal obligatorio para los hombres, que más varones se hagan cargo de la responsabilidad doméstica y de crianza de los hijos. Es un desafío pendiente que debemos asumir colectivamente", insistió.

"Bachelet, una de las dos presidentas de América Latina y de las siete del mundo, ha hecho mucho en lo que dependía de su voluntad, como designar mujeres para la mitad de su gabinete, pero hay sólo 17 diputadas en el Parlamento de 120 espacios", recordó Albornoz.

La recién celebrada Cumbre de las Américas contó con una buena disposición de los mandatarios de la región para incluir la dimensión de género en la políticas públicas y lograr un desarrollo más armónico y equilibrado, dijo.

La ministra destacó también que algunos países latinoamericanos son buenos modelos de incorporación de la mujer a puestos directivos, como Colombia, México o Brasil.