El efecto de la Semana Santa "oculta el mayor aumento del desempleo desde 1984", según AGETT

El efecto de la Semana Santa "oculta el mayor aumento del desempleo desde 1984", según AGETT

El efecto de la Semana Santa "oculta el mayor aumento del desempleo desde 1984", según AGETT

MADRID, 10(EUROPA PRESS TELEVISIÓN)

El efecto Semana Santa, esto es, la creación temporal de empleo para cubrir las demandas en esta época del año, "oculta el mayor aumento del desempleo desde 1984", según afirmó, Francisco Aranda, presidente de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (AGETT).

En declaraciones a Europa Press Televisión, Aranda explicó que si se aísla "el mes de abril del efecto positivo inducido por la creación de empleo temporal a lo largo de Semana Santa se habrían creado 120 mil nuevos parados" y no sólo los 39 mil desempleados que se han dado a conocer.

Además, Aranda apuntó que el sector de la construcción "sigue liderando la destrucción de empleo" y que el sector servicios "sigue sin crear empleo neto, lo que quiere decir que aunque crea empleo destruye más", variables que no han cambiado desde que la crisis comenzó a destruir puestos de trabajo.

Aranda achacó dicha situación a que el sector servicios no se ha recuperado porque "no se ha recobrado la alegría en el gasto diario por parte de familias" y destacó que "por primera vez tanto en hombres como en mujeres el número de desempleados ha superado la cifra de un millón ochocientos mil desempleados".

"Esto es grave porque se ve como el paro afecta también a un ámbito de trabajadores de difícil inserción, como es la mujer" apuntó Aranda, quien además culpó de esto a que las medidas que se están tomando para salir de dicha situación "son tan sólo paliativas" y reconoció que no prevé "un cambio de tendencia en el horizonte en ningún caso".

LAS PRESTACIONES POR DESEMPLEO NO CORREN PELIGRO.

Pese a que del informe de AGETT se desprende que el gasto para prestaciones superará en un 70 por ciento el presupuesto del Gobierno, Aranda aclaró que "estamos en un estado de bienestar, por lo que las prestaciones por desempleo nunca corren el riesgo de desaparecer"

"En este momento hay algo más de un millón de personas que no reciben ningún tipo de prestación, lo que supone una tasa de desprotección del 28%" y si "estas personas de alguna manera fueran a recibir, en los próximos seis meses, la prestación significaría que el presupuesto que el Gobierno destinó para ellos se incrementaría un 70%", afirmó.

Así, Aranda recalcó que "esto no es sostenible en el tiempo", por lo que hay que "trabajar en políticas activas de empleo, es decir, introducir a las personas en el mercado de laboral" ya que cuando "acaban las prestaciones por desempleo y no han recibido formación se enquistan en el paro".