El Gobierno rechaza la diferenciación por sexos en la educación

  • Madrid, 10 feb (EFE).- La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, se ha manifestado hoy contraria a la diferenciación entre niños y niñas en la educación.

El Gobierno rechaza la diferenciación por sexos en la educación

El Gobierno rechaza la diferenciación por sexos en la educación

Madrid, 10 feb (EFE).- La ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, se ha manifestado hoy contraria a la diferenciación entre niños y niñas en la educación.

En el pleno del Senado, Cabrera ha respondido una pregunta del parlamentario del Grupo Mixto Francisco Javier Tuñón, quien se había interesado por la valoración del Gobierno en relación con la concertación y subvención pública de centros educativos que segregan por sexos a los alumnos en las aulas.

"Creo que la experiencia nos aconseja ser en algunos momentos prudentes y respetar siempre competencias y actuaciones de las administraciones educativas", ha pedido Cabrera.

Según la ministra, la separación en la edad escolar de niños y niñas "no reporta ningún efecto positivo" en términos de resultados educativos.

No obstante, se ha remitido a las competencias de la CCAA, que tienen su "margen propio de actuación", y ha reconocido que el peso diferente de los conciertos en cada uno de los respectivos territorios da lugar a "realidades muy dispares".

Ha evocado la Ley Orgánica de Educación, particularmente cuando establece que "no habrá en el sistema educativo discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión u opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Igualmente, ha recordado que "serán objeto de atención prioritaria y preferente los centros que desarrollen el principio de coeducación con el objeto de favorecer la igualdad de oportunidades y fomentar la igualdad entre hombres y mujeres", y esa es, ha apostillado, la opinión del Gobierno.

"En el sistema educativo que estamos poniendo en pie, queremos sin duda, favorecer la transmisión y puesta en práctica de valores de libertad, de tolerancia y de igualdad que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación y, muy especialmente, a fomentar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres", ha concluido.