El Govern dice que los datos son "preocupantes" pero subraya que Baleares es la CA donde más crece la afiliación

Los nuevos demandantes de empleo, en su mayoría jóvenes, impiden una reducción del paro, pese a la subida de la afiliación

PALMA DE MALLORCA, 02 (EUROPA PRESS)

El Govern expresó hoy su "preocupación" por las cifras del paro hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo e Inmigración y que arrojan que Baleares registró en marzo un aumento del paro del 1,06 por ciento respecto al mes de febrero, la subida más moderada del país, que sin embargo se dispara hasta un 66,3 por ciento más si se compara la cifra de parados con el mismo mes de 2008.

En rueda de prensa, la portavoz del Govern y consellera de Trabajo, Joana Barceló, señaló que estos datos, que sitúan el número de desempleados en la comunidad en 75.153 personas, no son "positivos", e inscribió este leve, pero no por ello menos negativo, aumento del paro en el contexto de crisis económica y en un conjunto de cifras de desempleo "muy elevadas".

Barceló estuvo acompañada en su comparecencia por el director general de Planificación Estratégica, Llorenç Pou, quien incidió en que pese a que los datos "no son buenos", Baleares es la comunidad donde más crece la afiliación, un 1,8 por ciento -frente al descenso del 0,3 por ciento a nivel estatal-, lo que significa que el archipiélago sigue generando nuevos puestos de trabajo.

La afiliación creció en marzo en más de 7.200 personas respecto al mes anterior, lo que "consolida la capacidad de la economía balear de generar puestos de trabajo". Sin embargo, este aumento de los cotizantes no es suficiente para reducir las cifras del paro, lo que se explica debido al "enorme aumento de jóvenes que se han incorporado a las listas del Inem".

4.300 MENORES DE 30 AÑOS EN BUSCA DE EMPLEO

Un total de 4.300 jóvenes menores de 30 años se han incorporado al paro el mes pasado, lo que según Pou, es una "situación muy indeseada" porque pone de manifiesto que "muchos jóvenes están abandonando la formación para entrar en el mercado de trabajo para complementar los ingresos familiares". Este fuerte aumento de nuevos demandantes de empleo "imposibilita" reducir las cifras del paro, aseguró Pou.

Tras señalar que "difícilmente" Baleares llegará a los 80.000 parados, como se auguró a finales de 2008, incidió en la capacidad de la economía balear de generar empleo, y todo ello cuando el inicio de la temporada turística es incipiente y todavía no se han comenzado las obras de envergadura del Plan E. "Ello nos demuestra que la economía balear es mucho más sólida que la economía española", subrayó.

Sin embargo, la parte negativa es que aún creándose afiliación, el paro sigue creciendo debido a los nuevos demandantes de empleo, movidos por la "incertidumbre económica", que está empujando a que mucha gente, jóvenes en su mayoría, se lancen al mercado de trabajo. En este sentido, comentó que dado el elevado número de personas que buscan trabajo será "muy difícil" que el sector turístico absorba a toda esta gente -el paro en la hostelería ha caído un 4%-.

Por último, afirmó que "siguen existiendo espacios de generación de ocupación clarísimo" pero muchas empresas se encuentran con una "falta de preparación de los aspirantes", aseguró.