El PIB andaluz caerá un 3,4% en 2009 y la tasa de paro superaría el 30%, según el primer boletín de coyuntura de Cajasol

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El Producto Interior Bruto (PIB) andaluz caerá a lo largo de 2009, un 3,4 por ciento, según las previsiones efectuadas por el Servicio de Estudios de Cajasol en su primer boletín de coyuntura, donde precisó que "en estas condiciones, la tasa de paro podría situarse por encima del 30 por ciento a finales de 2009".

Según indicó Cajasol en una nota, la nueva publicación, que tendrá una periodicidad trimestral, ofrecerá además de los datos económicos del periodo de referencia, una valoración cualificada de las tendencias económicas andaluzas a medio plazo.

De esta forma, el boletín de coyuntura de Cajasol, que está dividido en varias secciones --que estudian distintos aspectos de la economía internacional y nacional y diferentes sectores y áreas de la economía andaluza--, recordó que mientras que el PIB de la región presentó en el último trimestre de 2008 una caída interanual del uno por ciento, las estimaciones de estos expertos para los primeros tres meses de 2009 anticipan una contracción del 3,2 por ciento, mientras que a lo largo de 2009, el servicio de estudios de Cajasol prevé una caída del 3,4 por ciento en el PIB de Andalucía.

Asimismo, en su análisis sectorial, el boletín expresó su preocupación por la "pésima trayectoria" del sector industrial de la región, de manera que "si bien el grueso del ajuste está recayendo sobre la construcción, los últimos indicadores de que dispone el servicio confirman una evolución poco esperanzadora para la industria andaluza y, en concreto, el Índice de Producción Industrial de Andalucía (Ipian), descontando los efectos de calendario, descendió un 22,2 por ciento interanual el pasado mes de marzo".

A juicio de este boletín, ello "cuestiona la capacidad de tracción de las actividades industriales para apoyar la salida de la crisis".

Otro punto citado por el boletín del servicio de estudios de Cajasol alude al "acelerado deterioro" del sector servicios, de forma que "si bien éste terminó el año 2008 como el único que aportó crecimiento positivo al conjunto de la economía, los primeros datos de 2009 anticipan un comportamiento menos positivo, pues el Índice de Comercio al Por Menor en marzo de 2009 cayó en Andalucía un 6,7 por ciento y las matriculaciones de turismos (abril-09) un 46,8 por ciento".

Cajasol indicó que la reducción en las tasas de inflación "será una constante en los próximos meses", y tras recordar que el último dato, de marzo de 2009 "ya proporciona valores negativos", agregó que el indicador adelantado del IPCA publicado en abril supondría que se mantiene su tasa interanual en el -0,1 por ciento para España.

No obstante, a su juicio, "no existe un riesgo elevado de deflación, dado el moderado dinamismo de los precios en el sector servicios, la absorción del efecto escalón en el precio de las materias primas y el petróleo en la segunda mitad de 2009 y la todavía vigorosa evolución de los costes laborales".

Asimismo, el estudio apunta que el mercado de trabajo ofrece la principal manifestación de la crisis económica, de forma que "con una tasa de paro que ya supera el 20 por ciento en Andalucía, la destrucción neta de empleo mantiene su vigor, y además, la población activa andaluza continúa mostrando un dinamismo inusual y los servicios públicos de empleo registraron un 10 por ciento más de parados inscritos en el primer trimestre de 2009, con lo que es previsible que sucesivas oleadas de la Encuesta de Población Activa devuelvan tasas de paro cada vez mayores".

El informe agregó que la demografía empresarial también se ve resentida en este contexto recesivo, de manera que en enero de 2009, las sociedades constituidas cayeron un 44,2 por ciento respecto a los valores de un año antes. Por su parte, el crecimiento de las disoluciones de empresas "parece estabilizarse" en los primeros meses de este año, "sobre todo teniendo en cuenta las elevadas tasas de destrucción de tejido empresarial acaecidas en 2008 y, sobretodo, 2007".

En materia financiera, el informe indicó que el crédito al sector privado "no deja de perder fuelle y es previsible que en los próximos meses entre en tasas de variación negativas". Asimismo, la morosidad aparece como "el gran reto" de la banca española.

PROPUESTAS

La parte parte final del boletín de coyuntura de Cajasol ofrece un conjunto de recomendaciones y valoraciones ante la situación actual en Andalucía, España y el mundo, de manera que sus expertos aseguraron que "el origen de la crisis no reside en una avaricia descomunal propia del capitalismo".

Consideró que "una política monetaria expansiva no es solución a medio y largo plazo" y agregó que la política fiscal "se enfrenta a límites en su eficacia y a cortoplacismo en su diseño y objetivos", además de apuntar que el mercado de trabajo "exige una reforma profunda y bien dosificada en el tiempo".

Para este servicio de estudios, la política educativa "debe convertirse en una cuestión de Estado, la regulación y supervisión de los agentes y mercados financieros debe mejorarse, las administraciones públicas deben reorganizar su funcionamiento para reducir sus numerosas trabas administrativas y la secuencia entre investigación e innovación empresarial precisa definirse de forma coherente y reforzar el protagonismo de la iniciativa privada".