Feijóo acoge con cautela el descenso del paro y ve preocupante el aumento de las bajas en la Seguridad Social

El presidente alerta de que Galicia vivió "uno de los peores abriles de los últimos 19 años" por la reducción del número de afiliados

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acogió hoy con cautela los últimos datos difundidos por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que revelan un leve descenso del paro en Galicia durante el mes de abril --en 822 personas--, y alertó del "preocupante" incremento de bajas en la Seguridad Social, que registró la comunidad en el mismo período.

Tras reunirse con su grupo parlamentario, Núñez Feijóo aseguró que no sería "responsable" realizar una evaluación "positiva" sobre la evolución del desempleo en la comunidad cuando se ha confirmado que un total de 2.274 gallegos tuvieron que darse de baja en la Seguridad Social el mes pasado, lo que supone una caída en este indicador del 0,22 por ciento y sitúa la comunidad por encima de la media estatal, con una rebaja de las altas del 0,13 por ciento.

Según explicó el jefe del Ejecutivo autonómico, Galicia acaba de vivir "uno de los peores abriles de los últimos 19 años" en lo que respecta a la afiliación a la Seguridad Social, ya que habría que remontarse a abril del año 1995 o al mismo mes de 2001 para encontrar una caída similar en el número de altas a la Seguridad Social.

REDUCCIÓN "PUNTUAL" DEL PARO

Convencido de que este registro es el "más revelador", Núñez Feijóo atribuyó la reducción del ritmo de destrucción de empleo en Galicia a la influencia puntual de la Semana Santa --ya que el paro disminuyó en el sector servicios pero aumentó en el primario-- y recalcó que es insuficiente para realizar "una evaluación positiva". "No tendría mejor noticia para Galicia, pero no es así", apostilló.

Por último, Núñez Feijóo aludió al informe de la Unión Europea que indica que España forma parte, junto con Irlanda y Estonia, del conjunto de países que "más tardarán" en salir de la crisis. "Como gobernante y como gallego también me preocupa este dato", proclamó y se mostró convencido de que hará falta todavía "mucho trabajo y sacrificio" para salir de la crisis.