Galadí teme que el paro andaluz se dispare al 30 por ciento y reclama menos "presión fiscal" al empresariado

Advierte de la dificultad del empresariado español para competir con empresas europeas con "menor sangría" en materia de impuestos

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Antonio Galadí, advirtió hoy de que "si no soplan vientos favorables" en la economía regional, la tasa de desempleo de Andalucía podría continuar su escalada hasta el 30 por ciento tras saldarse el mes de marzo con 794.064 personas en situación de desempleo en la comunidad autónoma, lo que le llevó a reclamar una reducción de la "presión fiscal" sobre el empresariado hasta un nivel "digerible" y acorde al actual escenario.

Durante una entrevista concedida a Europa Press, el recién reelegido presidente de la CES manifestó su temor ante la posibilidad de que "el vaso rebose" en lo que a la situación económica se refiere, porque la radiografía de la economía andaluza es "preocupante" debido a la "espectacular" destrucción del tejido empresarial y el crecimiento del desempleo, que al finalizar el pasado mes de marzo se elevaba a 183.991 personas en la provincia de Sevilla y a 794.064 personas en el conjunto de Andalucía.

"Si no soplan vientos favorables, si la tónica continúa, no es de extrañar que el paro crezca hasta el 30 por ciento en Andalucía", aseveró Antonio Galadí advirtiendo de que una tasa de desempleo de esta categoría dejaría a algunos desempleados "sin cobertura social" creando un escenario en el que "el vaso rebosaría, se convertiría en un caos", porque la tasa de paro española "duplica" a la media de la Comunidad Europea en este indicativo y la tasa andaluza "supera de forma muy importante" la media nacional. "Sería muy preocupante", dijo.

Tras esta seria advertencia, reclamó a las administraciones "reformas valientes y urgentes" en materia económica al objeto de "frenar la caída de empresas" y, por ende, el crecimiento del desempleo, porque si bien las obras y proyectos promovidos desde el Plan Estatal de Inversión Local "son bienvenidos porque palian la situación", "no son la panacea".

REBAJA "EN TODOS LOS ÁMBITOS"

Así, reclamó directamente una rebaja de la "presión fiscal" que sufren los empresarios "en todos los ámbitos", aludiendo a los gobiernos locales, autonómico y central, porque ante un escenario tan crudo como el actual, el tejido empresarial español afronta el pago de impuestos "por encima de la media europea" y se ve obligado a competir con empresas europeas que sufren "menor sangría" en esta materia. "El empresariado no puede estar castigado por todos los lados", resumió apuntando a un crecimiento de la competitividad a través de la inversión en innovación y el alivio de la "presión fiscal" a la patronal.

De esta forma, reclamó a las administraciones "reformas urgentes y valientes" en este aspecto, porque el empresariado español y andaluz necesita afrontar la crisis con impuestos "digeribles" que permitan un aumento de la "competitividad" en el plano europeo, pues la clave del mantenimiento del empleo está "en que no caigan más empresas" y para ello "tenemos que colaborar todos, porque los empresarios no queremos despedir trabajadores, sino facturar".