Junta empleará a 700 agentes de unidades territoriales de empleo como "comerciales" para "vender" el SAE a las empresas

El SAE refuerza con más personal sus oficinas y decide abrir 46 sedes en horario intensivo, mañana y tarde, para hacer frente a la crisis

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Empleo tiene previsto añadir a las tareas de los 700 agentes de las unidades territoriales de empleo y desarrollo local (UTEDL) la de "comerciales" para "publicitar" y "vender" entre las empresas el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para conseguir un incremento de la tasa de intermediación de estas oficinas.

En declaraciones a Europa Press, el director gerente del SAE, Antonio Toro, resaltó que estos 700 se sumarán a los 70 agentes y mediadores laborales que, repartidos por toda Andalucía, trabajan con las empresas de su entorno como comerciales "para ofrecerles y ofertarles los servicios del SAE".

Toro destacó que con esta incorporación de agentes para hacer ese trabajo comercial de captación de oferta a la que suministrar "los mejores candidatos", la Junta pretende "impulsar entre las empresas el uso del SAE como intermediadora para contratar personal", ya que "el SAE posee la mejor base de datos de personas que buscan empleo, algo que a veces se desconoce".

Resaltó que la acción de estos mediadores para "impulsar entre las empresas el uso del SAE" tiene actualmente un coste de unos tres millones de euros para los 70 mediadores que existen actualmente, mientras que la operación de añadir a éstos los 700 agentes de las unidades territoriales supondrá una inversión de más de 20 millones de euros.

Por otro lado, Toro destacó que el equipo de asesores del Plan Memta que tiene cada oficina del SAE podrá seguir efectuando durante más tiempo su labor de atención personalizada, por lo que la Junta pretende "seguir reforzando ese asesoramiento para las personas que acaban de perder su empleo".

Toro destacó el "esfuerzo inversor" acometido en las oficinas del SAE donde "en estos años hemos estado en la cresta de la ola, arbitrando incluso zonas físicas destinadas a la atención personalizada y la autogestión de las demandas de empleo y la instalación de 'cajeros' donde consultas las ofertas de empleo e insertar datos por parte de los demandantes".

Reconoció que estos espacios se vieron reducidos por la cantidad de demandantes que han acudido a las oficinas del SAE por efecto de la crisis, ante lo que, según recordó, el Servicio Andaluz de Empleo tiene 46 oficinas abiertas en horario intensivo desde las 8,30 a 21,00 horas.

"No son oficinas del paro sino de empleo, lo que ocurre es que han estado dimensionadas para momentos en los que la situación del desempleo iba a mejorar, y ahora, con la crisis desde el SAE hemos reaccionado abriendo más tiempo y metiendo a más personal que dé respuesta a la situación coyuntural", aseveró Toro, quien consideró "injustas" las críticas al SAE "que ha realizado un gran esfuerzo".

ESTADÍSTICAS DE INSERCIÓN

Por otro lado, Antonio Toro reconoció la existencia de diferentes criterios a la hora de contabilizar las estadísticas de inserción por parte de las empresas de trabajo temporal, por un lado, y por parte del SAE, por otro, de forma que "en el SAE sólo apuntamos una sola operación de intermediación por demandante contratado, mientras que las ETT contabilizan una operación por cada contrato, por lo que suman más operaciones".

Precisó que en el Consejo General del Sistema Nacional de Empleo, donde se encuentran el Gobierno central, comunidades autónomas, sindicatos y patronal se ha planteado que se autorice la intermediación privada en el mercado de trabajo a las ETT, que, a su juicio, "pueden tener un papel importante en la colaboración con los servicios públicos de empleo".

No obstante, reconoció la necesidad de "ponernos de acuerdo en sistema estadístico", para lo cual el SAE "está trabajando en varios aspectos, procurando el uso de nuevas tecnologías para todo lo relacionado con la información de los demandantes, y así se permita liberar tiempo a los trabajadores del SAE para que puedan dedicarse más al trabajo de preselección de candidatos para los diversos puestos de trabajo y así no se quede ni una oferta de empleo sin cubrir".