La Comunidad reconoce que los datos "son dramáticos" pero dice que sin Madrid el paro habría aumentado más en España

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

La consejera de Empleo y Mujer de la Comunidad de Madrid, Paloma Adrados, reconoció hoy que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que muestran que el número de desempleados ha crecido en 114.700 personas en el primer trimestre del año en la región son "dramáticos", aunque mantuvo que si no hubiera sido por las cifras de Madrid, el paro en España habría crecido más.

Por ello, Adrados reclamó al Gobierno nacional que emprenda las reformas estructurales necesarias en la economía y en el mercado de trabajo que, a su juicio, con "inaplazables e imprescindibles". "El Ejecutivo central tiene que asumir de una vez su responsabilidad y llevar a cabo estas reformas que, a veces, es verdad que no son fáciles pero que son imprescindibles para España", sentenció.

La consejera explicó que según los datos de la EPA, el paro aumenta en todas las comunidades autónomas españolas, en algunas con tasas del 24 por ciento. Además, señaló que España duplica la tasa de paro de la Unión Europea "cuando hace menos de un año se situaba en la media"

"Los datos del primer trimestre son muy negativos. En España hay 4 millones de parados, la cifra más alta toda historia, con una tasa 17,4 por ciento", dijo Adrados, quien señaló que en el último año el paro ha crecido en 1,8 millones de personas en España, de los que 216.000 son madrileños, con una tasa de paro de 13,5 por ciento.

La consejera manifestó que, pese a ello, la Comunidad de Madrid "resiste mejor" y ha conseguido mantener una tasa 3,9 puntos por debajo de la media nacional. "Si no hubiera sido por la Comunidad de Madrid, el paro hubiera aumentado más en España", apostilló, al tiempo que recordó que durante el último año, sólo uno de cada nueve parados a nivel nacional procede de Madrid.

Ante este panorama, Adrados criticó que el Gobierno de la nación "sigue sin hacer reformas de calado para salir de la crisis" y se quejó de que la Administración central "dice una cosa y la contraria". "Primero dijo que no había crisis, luego que no llegaríamos nunca a los cuatro millones de parados y luego que no había margen de maniobra", aseveró para añadir que "no caben parches ni cambios de cara" para salir de esta situación.