La temporada turística podría acabar con 50.000 parados sin ningún tipo de prestación en Baleares, según advierte UGT

El sindicato exige al Govern que destine 60 millones de euros para que Ayuntamientos y Consells contraten a 5.000 o 6.000 parados PALMA DE MALLORCA, 17 (EUROPA PRESS)

La temporada turística podría acabar con 50.000 desempleados sin ningún tipo de prestación económica en Baleares a partir de octubre, noviembre o diciembre, según advirtió hoy el secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, quien señaló que este verano se espera entre 25.000 y 30.000 parados más que en las mismas fechas de 2008, en caso de que no se reactive el mercado turístico alemán, británico y español.

En declaraciones a Europa Press, Pelarda manifestó que si la situación no cambia en los próximos dos meses, este verano se prevé que 25.000 parados de las islas no cobren ni las prestaciones por desempleo, ni el subsidio, cifra que, según señaló, podría multiplicarse por dos durante el inicio de la temporada baja, debido a que se está destruyendo empleo, mientras que muchos fijos discontinuos no van a trabajar el mínimo de seis meses para tener derecho a una prestación.

Así, apuntó que a datos del mes de marzo, un 12,5 por ciento de los fijos discontinuos no habían sido llamados para trabajar en el sector turístico, de forma que auguró que como consecuencia de la destrucción de empleo, debido a la crisis, este verano va a haber un 67 por ciento de parados más que el año anterior, lo que supondrá entre 25.000 y 30.000 más.

En este sentido, recordó que sólo en abril, ya había un 74,49 por ciento más de parados que el mismo mes del año anterior, tras alcanzar la cifra de 71.946 personas, mientras que a nivel nacional, el paro creció en un 51 por ciento en términos interanuales.

De este modo, Pelarda cifró en un 5 por ciento el número de hogares de Baleares en los que todos sus miembros están en el paro durante el primer trimestre de este año, debido al cierre de los hoteles, porcentaje que, según indicó, se ha reducido al 2,5 por ciento durante el segundo trimestre.

60 MILLONES PARA CONTRATAR 6.000 PARADOS

Tras calificar de "escalofriantes" estas cifras, el dirigente sindical exigió al Govern que destine de manera inmediata una partida extraordinaria de 60 millones de euros para que los Ayuntamientos y los Consells Insulares puedan contratar a entre 5.000 y 6.000 desempleados sin ningún tipo de prestación y con cargas familiares.

Así, explicó que durante un periodo de seis meses realizarían obras de interés general relacionadas con el medio ambiente, la cultura y los trabajos sociales percibiendo un sueldo no inferior al salario mínimo interprofesional. De esta manera, una vez terminados estos trabajos, podrán tener derecho a prestaciones por desempleo.

Por tanto, Pelarda reclama al Ejecutivo autonómico que complemente el Plan de Reactivación de la Ocupación, dotado con 10 millones de euros, mediante el cual se contrataron a partir del pasado mes de diciembre a 1.000 desempleados procedentes de sectores en declive, principalmente de la construcción, que por esa fecha no percibían ningún tipo de prestación.

"La situación actual es mucho peor y ante una situación económica horrenda hace falta que el Govern ponga más recursos económicos, debido a que cada vez son más los parados que están agotando sus prestaciones por desempleo", avisó Pelarda, quien consideró "insuficientes" las medidas que están llevando a cabo las distintas instituciones para paliar la crisis.

El secretario de Acción Sindical de UGT criticó que "no es de recibo" que sólo el Govern y el Ejecutivo central estén poniendo medidas para afrontar la actual situación económica, mientras se desconocen las iniciativas que están llevando a cabo los Consells Insulares y los Ayuntamientos en este sentido.

MEDIDAS "INSUFICIENTES" DE AYUNTAMIENTOS Y CONSELLS

Así, recordó que el 53 por ciento de los parados de Baleares reside en Palma y, sin embargo, "se desconocen las medidas que ha puesto en marcha esta institución para reactivar la economía y el empleo". Por este motivo, estimó que las iniciativas son "insuficientes, porque faltan dos instituciones importantes que no están arrimando el hombro y no estan poniendo medidas para corregir la actual situación".

Por esta razón, reveló que UGT ya ha pedido una apertura de las negociaciones con los Consells y el Ayuntamiento de Palma para "corregir de manera urgente" esta situación, algo que, a su juicio, sólo se puede hacer a través de la inversión pública, debido a que el sector privado "no es capaz de generar riqueza y empleo".

Asimismo, añadió que el Govern, los Consells y los Ayuntamientos deben dejar de lado las "políticas neoliberales", que establecen que el déficit público no puede sobrepasar el 3 por ciento. Así, Pelarda consideró que el déficit debería superar el 10 o 12 por ciento para reactivar la economía y generar empleo, tal como, según recordó, está haciendo Obama en los EEUU.