La temporalidad en el sector privado supera el 40% en Andalucía, 14 puntos superior a la del ámbito público, según Agett

MADRID/SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS) La tasa de temporalidad en el sector privado en Andalucía fue superior al 40 por ciento en el cuarto trimestre de 2008, según un informe elaborado conjuntamente por Ceprede y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett), donde se apuntó que la temporalidad en el sector privado supera en 14 puntos a la registrada en el sector público, cifrada en torno al 27 por ciento. De esta forma, Andalucía es la Comunidad con mayor porcentaje de temporalidad privada, con un 41,8 por ciento, que supera ampliamente la media nacional, mientras que la tasa de temporalidad en el sector público está algo por encima de la media nacional, cifrada en un 26,1 por ciento. Asimismo, mientras que Navarra y País Vasco muestran una situación de temporalidad privada ampliamente superada por la pública en 10,5puntos porcentuales en el caso vasco, y 8,8 puntos en el navarro, en el caso contrario se encuentran Andalucía y Murcia en las que la temporalidad privada sobrepasa a la pública en 14 puntos porcentuales para Andalucía y 9,1 puntos para Murcia. A nivel nacional, las tasas de temporalidad del sector público y del privado han acortado distancias debido a la crisis económica, de tal forma que la brecha que las separa se redujo 4,6 puntos en 2008, hasta situarse la diferencia entre ambas en 2,2 puntos. En concreto, el sector privado cerró 2008 con una tasa de temporalidad del 28,3 por ciento, muy cerca ya de la del sector público (26,1 por ciento). Este acercamiento entre ambas tasas se debe a la distinta evolución de la contratación en ambos sectores. Así, mientras el sector privado destruyó 717.300 empleos temporales, el público creó 53.100 puestos de trabajo de esta naturaleza, lo que se tradujo en una reducción de la tasa de temporalidad de 3,8 puntos en el sector privado y en un repunte de ocho décimas en el público. Según este informe, la disminución de la temporalidad en las empresas privadas es consecuencia de su reacción positiva al proceso de transformación de contratos temporales a indefinidos, y de la reducción de empleo, sobre todo temporal, que está llevando aparejada la crisis económica. Por el contrario, la temporalidad en el sector público va en aumento porque no reacciona a las conversiones de contratos temporales a fijos y porque se está elevando la temporalidad no causal dentro de la administración, situación que está afectando especialmente a las mujeres. De hecho, la tasa de temporalidad femenina del sector público (31,9 por ciento) ya supera a la del sector privado (29,9 por ciento) y su tendencia es además ascendente. Entre los hombres, pasa lo opuesto. La tasa de temporalidad masculina del sector privado (27,1 por ciento) sobrepasa en casi 7,6 puntos la que tienen en el público (19,5 por ciento).