Los 27 descartan más medidas anticrisis a la espera del efecto de las tomadas

  • Bruselas, 5 may (EFE).- Los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) se mostraron hoy convencidos de que las importantes iniciativas adoptadas para luchar contra la crisis tendrán efecto en los próximos meses y descartaron por el momento aumentar la presión sobre las finanzas públicas con la adopción de nuevas medidas.

Bruselas, 5 may (EFE).- Los ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) se mostraron hoy convencidos de que las importantes iniciativas adoptadas para luchar contra la crisis tendrán efecto en los próximos meses y descartaron por el momento aumentar la presión sobre las finanzas públicas con la adopción de nuevas medidas.

El Ecofin analizó en su reunión mensual las nuevas previsiones económicas de la Comisión Europea, según las cuales la economía de la UE y la eurozona se desplomará este año el 4 por ciento y la recuperación no empezará hasta 2010, año en que la actividad seguirá contrayéndose, el 1 por ciento.En ese contexto de grave crisis

Pese a la gravedad de la situación, los Veintisiete creen que los planes de reactivación puestos en marcha hasta ahora son suficientes y, para no seguir engordando los déficit público -que en muchos casos ya superan el límite del 3 por ciento del PIB que fija el Pacto de Estabilidad-, van a esperar a comprobar su resultado antes de adoptar nuevas medidas.

"Europa está en situación de crisis", admitió en rueda de prensa el titular checo de Finanzas, Miroslav Kalousek, pero recordó que no se puede olvidar el objetivo de contar con unas finanzas públicas sostenibles a largo plazo.

En la misma línea, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, hizo hincapié en que los países de la UE han adoptado ya "cantidad de medidas", han destinado "enorme cantidad de dinero" a luchar contra la crisis.

"Ahora esperamos que todos esos esfuerzos empiecen a dar resultado en los próximos trimestres", señaló el comisario.

Según Kalousek, todos los países son conscientes de que hace falta diseñar una "estrategia de salida", que permita volver a la senda de consolidación presupuestaria en cuanto la economía empiece a crecer de nuevo.

En palabras de Almunia, "tenemos que estar listos para retirar los paquetes de impulso coyuntural cuando la demanda se pueda sostener sin ayuda".

A ese respecto, la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, que por primera vez participó hoy en una reunión del Ecofin, recalcó ante los periodistas que el Gobierno está decidido a cumplir sus obligaciones de control de las finanzas públicas y, por eso, sólo contempla tomar medidas contra la crisis "muy selectivas" y que den resultados concretos.

Tras tres años consecutivos con superávit, el déficit público español ya se disparó el año pasado por encima del 3 por ciento del PIB que establece el Pacto de Estabilidad y está previsto que este año y el próximo continúe aumentando.

Por ese motivo, Bruselas ha abierto a España un expediente y le ha pedido que tome medidas para situar el déficit por debajo del 3 del PIB en 2012.

Además del debate sobre coyuntura y sobre la situación de las arcas públicas, en el encuentro de hoy los Veintisiete discutieron la última propuesta de la presidencia checa para actualizar la fiscalidad del tabaco, pero no lograron llegar a un acuerdo.

La presidencia checa proponía elevar, a partir de 2014, el tipo mínimo a 90 euros por 1.000 cigarrillos (lo que supone 1,8 euros por cajetilla).

Fuentes comunitarios indicaron que el rechazo se concentra en los países que todavía no han alcanzado los tipos mínimos vigentes en la UE -porque así lo negociaron en sus tratados de adhesión- y sobre los periodos transitorios que se les dará para continuar acercándose a los gravámenes generales.

En materia fiscal, la Comisión Europea informó a los ministros sobre el estado de las negociaciones con Liechtenstein para establecer un nuevo acuerdo con este país que incorpore el intercambio automático de información fiscal en caso de solicitud, así como de su intención de empezar a discutir en el mismo sentido con Suiza, San Marino, Mónaco y Andorra.

Por último, el Ecofin aprobó hoy formalmente la norma que permitirá a todos los Estados miembros aplicar un IVA reducido a una serie de servicios: la restauración, la construcción y reparación de viviendas, la peluquería, la atención domiciliaria, la reparación de bicicletas, calzado y vestido, y la limpieza de cristales y viviendas.