Los parados sin prestación podrán solicitar desde hoy las ayudas del Gobierno regional de 420 euros mensuales

Un total de 17 nuevos técnicos de formación se incorporan al SEF para trabajar en itinerarios de inserción laboral y agilizar la demanda

MURCIA, 4 (EUROPA PRESS)

Las solicitudes para poder recibir la ayuda mensual de 420 euros que otorga el Gobierno regional a personas que han extinguido el subsidio por desempleo podrán presentarse desde hoy, y en un plazo de 15 días, en los servicios de orientación de las oficinas del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF).

Así lo anunció hoy el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, durante la presentación de la Prestación de Ayuda Económica a Desempleados, de la que se estima que podrán beneficiarse "a más de 10.000 parados" aunque, recalcó, "todo está en función de lo que la crisis dure y de lo que los efectos de la misma puedan generar en estas personas más desprotegidas".

Con esta medida, en la que han trabajado los sindicatos, la patronal y la Consejería de Educación, Formación y Empleo, se podrá atender durante un periodo de tiempo de seis meses a los desempleados que "ya agotaron el subsidio por desempleo con carga familiar o sin ella, siempre y cuando cumplan los requisitos mínimos de cotización que establece la norma".

También podrán solicitar esta ayuda con carácter retroactivo, es decir, "las personas que se han visto afectadas por la crisis podrían reclamar esta ayuda desde el 1 de enero de 2008, que es cuando la crisis cae con la fuerza y el peso con la que cae en la Región", indicó Valcárcel.

En concreto, la cuantía de la ayuda económica a trabajadores desempleados de 420 euros mensuales se otorga durante un periodo de seis meses, incompatible con la percepción de la prestación o subsidio por desempleo, jubilación u otra ayuda procedentes de cualquier administración o entes públicos o privados.

Estas ayudas están previstas para que las puedan recibir aquellos desempleados que están ya inmersos en itinerarios de inserción laboral. Para ello, con el fin de agilizar la demanda, se van a incorporar al Servicio Regional de Empleo 17 nuevos técnicos de formación para trabajar en estos itinerarios, lo que completan una red total de 25 formadores en todas las oficinas de la Región.

Valcárcel señaló que es el "compromiso responsable y el consenso solidario de este Gobierno, por el que se busca el punto de encuentro" desde posiciones empresariales y sindicales para frenar el "devastador efecto" del desempleo ante la situación actual de crisis económica.

Y es que, a su juicio, "el efecto más negativo de la crisis es la destrucción de empleo en una región como ésta, en donde ya supera los 140.000 parados"; un dato, comentó, "que tenía que hacernos reaccionar y que no se queda en la estadística".

SINDICATOS DEMANDAN ESFUERZO DEL GOBIERNO REGIONAL

Los sindicatos CCOO y UGT reclamaron que "se provean los fondos necesarios para que esta medida llegue al conjunto de la población que cumpla con los requisitos de esta convocatoria". En concreto, el secretario general de CCOO en Murcia, Daniel Bueno, dejó entrever la posibilidad de que el Gobierno regional "tenga que hacer el esfuerzo de ampliar al próximo año los presupuestos necesarios para seguir atendiendo a las personas que dejen de cobrar sus prestaciones".

En esta línea, precisó que esta ayuda "no se trata de un subsidio más", y resaltó el papel del Servicio Público de Empleo con las personas afectadas, dirigido a "buscar su recualificación o colocación en empleos alternativos del que provenían".

Así, resaltó la necesidad de que el Servicio Público de Empleo "se dote de los recursos humanos y materiales necesarios para hacer frente a la situación que hoy tenemos" y que se traduce, indicó, en que "son decenas de miles las personas que hoy se encuentran en desempleo y muchas las que comienzan a agotar sus prestaciones sin haber".

Es por ello por lo que solicitó a las Administraciones Públicas que "tomen medidas que permitan una mejor y más rápida recolocación de quienes han dejado sus puestos de trabajo, con atención prioritaria a los que han agotado cualquier subsidio y carecen de recursos básicos para su subsistencia".

En este punto coincidió el presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), Miguel del Toro, quien abogó por el "fomento de la realización de itinerarios de inserción laboral para quienes han agotado el subsidio por desempleo".

Y es que, aunque "las perspectivas a corto plazo no generan optimismo, creemos en las potencialidades que tenemos y en las posibilidades de generar riqueza y empleo". "Hemos de atender y potenciar la iniciativa empresarial con nuevos emprendedores y apoyando a los que ya existen, al tiempo que representa una salida profesional para los jóvenes", remarcó Del Toro.

De este modo, afirmó que hay que "enfrentarse a las circunstancias de una coyuntura económica adversa", pero sin "perder el norte, ya que la Región tiene un Plan Estratégico con un horizonte muy concreto".

El presidente de la Gestora de UGT, Antonio Jiménez, comenzó su discurso recordando la proposición fijada en el Primero de Mayo, relativa al "empleo, inversión pública y protección social", y destacó que esta medida que se pone en marcha "cumple con estos tres ejes".

Al hilo, reclamó "la protección social de los desempleados y sus familias, a quienes están pagando de una manera más trágica la crisis", tras lo que enfatizó que "no se admite que esa protección social sea tratada como una limosna o despilfarro del Estado en tiempos de crisis, ya que las coberturas sociales son un derecho de todos los ciudadanos".

Consideró, por tanto, que dicha medida "es paliativa de situación de desamparo, simultánea de potenciación de la empleabilidad, de integración social en cuanto que tiene que reducir ese riesgo de fractura social, y que obstaculiza el incremento de la economía sumergida".

PLAN DE DINAMIZACIÓN DE LA ECONOMÍA Y EL EMPLEO

Por otra parte, Valcárcel recordó que el Plan de Dinamización de la Economía y el Empleo, que se puso en marcha hace más de un año, incluye actuaciones de reactivación de empleo, para los que ya se han movilizado 149 millones de euros.

En este sentido, y dentro de este plan, el presidente destacó que "el Gobierno murciano está preocupado y ocupado con el empleo", y para ello ya se han articulando otras actuaciones como la puesta en marcha del Plan de Recualificación de Trabajadores Inmigrantes, "uno de los sectores más afectados por la destrucción de empleo", y el Plan de ayuda a la recolocación de trabajadores afectados por la crisis económica.

Además de estos planes, se han puesto en marcha otras líneas de trabajo para reactivar la economía regional como el Programa de ayuda a las empresas de Economía Social, los de iniciativas de desarrollo rural y de empleo local e institucional, y una oferta planificada de formación para el empleo.