Mérida considera que el Plan Extraordinario de Apoyo al Empleo Local es "insuficiente" contra el paro

MÉRIDA, 6 (EUROPA PRESS)

La formación Izquierda Unida-Mérida afirmó hoy que el Plan Extraordinario de Apoyo al Empleo Local es una medida "insuficiente" contra el desempleo en la ciudad, así como que "reproduce buena parte de las carencias y defectos del plan anterior".

En nota de prensa, IU indicó que el equipo de gobierno local mantiene sus propuestas en materia de empleo sobre los principios de la "precariedad laboral, la marginación de la mujer en las medidas de inserción laboral y la falta de entidad de las inversiones realizadas".

Según dijo, "sin duda" la duración de los contratos que tendrá lugar tras la aplicación del Plan Extraordinario de Apoyo al Empleo Local será "bastante inferior" a la crisis económica que "golpea" en la actualidad, por lo cual --añadió-- "difícilmente podrá solucionarse" el "problema" del desempleo en Mérida con medidas éstas.

En esta línea, IU consideró que la puesta en marcha del Plan Extraordinario de Apoyo al Empleo Local "supondrá únicamente un alivio para las cuentas municipales y para los desempleados que se vean beneficiados por el mismo, pero todo esto de un modo absolutamente coyuntural". Así, concluyó que el mensaje que transmite a los emeritenses la política de empleo del Ayuntamiento de Mérida no es otro que el de "menos da una piedra".

Asimismo, tras indicar que la crisis económica "no es responsabilidad" de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Mérida, consideró "sintomático" la distancia que para dicho partido resulta entre el "triunfalismo" de los diferentes boletines publicados por el equipo de gobierno la realidad de las medidas adoptadas desde el ayuntamiento.

Finalmente, defendió que la actual "falta de recursos" que sufre el Ayuntamiento es fruto, en primer lugar, del modelo de ciudad y la falta de previsión de la que han hecho gala los diferentes gobiernos municipales que ha habido en la ciudad, y que han tenido su principal exponente en la "progresiva privatización" de los servicios públicos municipales, y en segundo lugar, de la aplicación de un modelo de financiación -defendido por el PSOE y el PP- que "margina a los ayuntamientos negándoles los recursos necesarios para el desempeño de las competencias que les son propias".

"Una vez más, el gobierno del PSOE se enfrente con la paradoja de tener que superar los problemas que ellos mismos han provocado", concluyó IU.