Navarro vaticina que se llegará a los 4 millones de parados

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez-Navarro, afirmó hoy que, aunque la caída del paro de marzo ha sido "más suave" que la de meses anteriores, "aún no se ha tocado suelo" y se llegará a los cuatro millones de desempleados.

"Creo que todavía vamos a bajar más, pero más despacio", subrayó el presidente de las Cámaras en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press. Gómez-Navarro explicó que con el nivel que tiene España de contratos temporales, más de 6 millones, la capacidad de destrucción de empleo "gratis" es muy grande, pues ante situaciones de incertidumbre como la actual, los empresarios no renuevan contratos.

No obstante, el presidente de las Cámaras destacó que España tiene capacidad para salir de la crisis, siempre y cuando adopte las medidas oportunas. "Si no tomamos esas medidas, no saldremos, nos quedaremos abajo. No vamos a salir sin sacrificios, todos vamos a tener que hacer un esfuerzo porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", añadió.

Según Gómez-Navarro, estos sacrificios no van a escapar a nadie y aunque debe intentarse "a toda costa" que el trabajador no sea el pagano de la crisis, tendrá que esforzarse por mejorar su productividad. Los empresarios, por su parte, deberían dedicar los beneficios que obtengan a reducir deuda, inventir "y entenderse con los trabajadores", dijo.

Entre las propuesta para combatir la crisis que plantean las Cámaras en el corto plazo, Gómez-Navarro citó como la más urgente la de abaratar el coste del empleo, que no del despido, vía reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social. Esta bajada de cuotas, dijo, se compensaría con una subida del IVA. Con este medida, subrayó, se garantizaría el sistema de protección social, incentivaría el empleo y reduciría los costes para las empresas.

Junto a esta iniciativa, el presidente de las Cámaras destacó la necesidad de abordar un conjunto de reformas estructurales, no sólo del mercado laboral. "Cuando se habla de reformas estructurales, los sindicatos se ponen de uñas, porque siempre piensan que lo que se quiere es abaratar el despido y crear más empleo precario. Al revés. Para cambiar el modelo productivo necesitamos empleo fijo y en buenas condiciones", agregó.