Salgado, partidaria de abordar la reforma laboral en el diálogo social, pero sin abaratar el despido

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se mostró hoy partidaria de abordar una reforma laboral en el marco del diálogo social que mantiene el Gobierno con los interlocutores sociales, pero sin que incluya propuestas para abaratar el despido.

"Estamos de acuerdo en que el diálogo social pueda impulsar medidas que vayan en esta dirección", señaló Salgado durante una visita a la Agencia Tributaria de Madrid, donde aseguró que tanto los secretarios de Estado de su Departamento como ella misma han puesto de manifiesto en numerosas ocasiones la necesidad de romper la dualidad del mercado laboral español y su alta temporalidad.

Salgado explicó que esta última condición dificulta los procesos de formación en el mercado de trabajo y que, por tanto, tiene que reducirse si de verdad se quiere desarrollar un nuevo modelo económico en el que la formación y la capacitación de los trabajadores juegue un papel "más importante".

Sin embargo, recordó que es "habitual por parte de algunos" comenzar hablando de la reforma del mercado de trabajo y terminar hablando de despido. "En esa dirección, como ha dicho el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desde luego no vamos a estar", aseveró.

Ante la posibilidad de que el incremento del desempleo acabe rebasando la barrera de los cinco millones de parados, Salgado aseguró una vez más que el Ejecutivo está dirigiendo todos sus esfuerzos "muy especialmente" a detener la destrucción de puestos de trabajo y a fomentar la creación de empleo.

Recordó que los datos de paro registrado en el mes de abril presentaron una "mejora relativa" en la evolución de esta variable, con una desaceleración del incremento del paro, y confió en que esta tendencia se mantenga durante los próximos meses. "El Gobierno va a hacer todo lo posible para que esa cifra no se alcance", aseveró.

Preguntada por la evolución de la economía en el año 2010, Salgado se limitó a recordar que el equipo económico del Gobierno tiene que presentar al Parlamento antes del mes de junio el techo de gasto de los Presupuestos de 2010 y el objetivo de estabilidad presupuestaria, y que aprovechará ese momento para revisar sus previsiones macroeconómicas. "Mientras tanto seguimos recabando datos para que esas previsiones sean lo más ajustadas posibles", subrayó.