Trabajo destaca la ralentización del paro, pero cree que no se puede hablar de inflexión en el mercado

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, destacó hoy el menor incremento del desempleo registrado en el mes de abril (39.478 personas más), aunque admitió que la nueva cifra aún no permite hablar de una inflexión en el mercado laboral.

"Para eso se necesitan tasas positivas del PIB y eso está aún lejos de producirse", señaló Rojo en la rueda de prensa para valorar los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración, que arrojan el menor incremento del desempleo en los últimos nueves meses.

Según Rojo, los datos de abril muestran una "significativa ralentización" del paro, pero no permiten hablar de un punto de inflexión en el mercado laboral, Aún así, confió en que la evolución de los próximos meses permita al Ministerio una "perspectiva más amplia" para confirmar esta tendencia.

"Si continua este ritmo, el trimestre actual será mejor que el anterior, aunque previsiblemente seguirá creciendo el paro", subrayó Rojo, quien consideró que el impacto inicial de las medidas del Ejecutivo ha contribuido "en cierta medida" a la ralentización del incremento del paro en abril.

Sobre las prestaciones, recordó que el número total de personas que tienen acceso a las mismas (2.572.178) es el más alto de la historia, aunque admitió que el importe es menor que el registrado en marzo porque "ha caído un poco" el número de ciudadanos que cobran la prestación contributiva y se ha incrementado el número de personas que cobra el subsidio por desempleo.

En este sentido, Rojo recordó que el Gobierno ha acordado con las CC.AA. redoblar los esfuerzos para incrementar la protección social a los parados, que algunas comunidades ya han planteado medidas extraordinarias y que el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, está en estos momentos trabajando para que el Gobierno y las CC.AA. alcancen puntos de encuentro.

Preguntada por el número de ciudadanos que han dejado de cobrar el subsidio por desempleo, Rojo aseguró que hay más gente que deja de cobrarlo porque encuentra un nuevo empleo que por el hecho de que se les haya agotado el tiempo para recibir la prestación, aunque no quiso adelantar cifras. "Las daremos más adelante", indicó.

Por su parte, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, destacó la influencia de la Semana Santa en las cifras de afiliación al sistema en abril (23.939 cotizantes menos) y aseguró que de no haber sido así, el resultado final podría haber sido positivo.

En este sentido, Granado recordó que la Semana Santa supone siempre una "interrupción importante" en la contratación temporal y cuantificó este impacto entre 25.000 y 30.000 bajas en el sistema, cifra que coincide prácticamente con la caída de afiliados registrada en el mes de abril.

CIFRAS POSITIVAS EN LA SEGURIDAD SOCIAL.

De cara al futuro, afirmó que "probablemente" durante los próximos meses la Seguridad Social empezará a arrojar cifras positivas aunque el desempleo siga subiendo. En concreto, aseguró que la afiliación en mayo será superior a la de abril por motivos "plenamente estacionales" y por el impacto de las medidas de creación de empleo, y auguró un "tiempo más favorable" para el sistema hasta el verano.

Preguntado por la posibilidad de que el sistema de Seguridad Social entre en déficit antes de que acabe el año, Granado recordó que el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar las cifras del sistema, aunque aseguró que, "en el peor de los escenarios posibles", el sistema registrará un superávit del 0,3% o del 0,4%, aunque la Intervención de la Seguridad Social daba cifras más altas. "Hemos querido extremar el rigor y la prudencia", aseveró.

En cuanto a la propuesta para reformar el mercado laboral elaborada por un total de 95 economistas, Granado aseguró que las propuestas de este tipo "siempre merecen" la consideración del Gobierno, que deberá evaluarla con los agentes sociales, aunque aseguró que no supone una novedad.

En referencia a las cifras de la CE, que apuntan a un incremento del paro del 20,5% en 2010, Granado recordó que en España las caídas del PIB son menos abruptas que en otros países y que las recuperaciones son algo más lentas, al tiempo que aseguró que el Gobierno trabajará en el futuro para que esas cifras no se conviertan en una realidad.

EL DIÁLOGO SOCIAL, UN ACTIVO PARA EL GOBIERNO

Sobre la evolución del diálogo social ambos aseguraron que este proceso es "un activo" para el Gobierno y que nadie tiene intención de hacer que retroceda porque sigue produciendo acuerdos entre el Ejecutivo y los interlocutores sociales y nuevas normas que aparecen cada día en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, Rojo se mostró convencida de que el Ejecutivo y los agentes sociales seguirán avanzando por esta vía y recordó que son muchas las mesas de debate abiertas en estos momentos. "Algunas van encontrando resultados y otras necesitan más tiempo", indicó.

Además, recordó que este mismo mes se convocará la Comisión de Seguimiento del diálogo social, afirmó que el Gobierno mantendrá una relación "fluida, permanente y abierta" con los agentes y aseguró que este proceso ha dado lugar a numerosos acuerdos económicos, como las bonificaciones a la contratación o la prórroga de los 1.500 orientadores del Servicio Público de Empleo Estatal.