Trabajo prevé que los datos mejoren con el empleo del Fondo Estatal de Inversión Local y la contratación de verano

En marzo se registró la cifra de paro más alta desde 1996 y en lo que va de año se han aprobado ERE temporales para casi 4.200 trabajadores

SANTANDER, 2 (EUROPA PRESS)

El director general de Trabajo del Gobierno cántabro, Tristán Martínez, reconoció hoy que el paro atraviesa un "mal momento" en la región pero confió en que los datos mejoren en los próximos meses con el inicio en abril de las obras del Fondo Estatal de Inversión Local, con la campaña de Semana Santa y con las contrataciones propias de los meses de verano en Cantabria.

Según dijo, se espera que en esos meses, si aumenta el desempleo, al menos no sea en los mismos niveles registrados hasta la fecha. Otro dato positivo en esta línea es la evolución más reciente, porque aunque la región encadena ya ocho meses de "crecimiento ininterrumpido" de la cifra de parados, el incremento es cada vez menor.

Así, en rueda de prensa Martínez destacó que en el mes de noviembre se incorporaron 3.200 personas a las listas del paro en Cantabria, pero en diciembre fueron 2.600, en enero 2.300, en febrero 1.370 y en marzo 1.071, la cifra más baja hasta el momento. A esto, en marzo se suma un pequeño repunte de la afiliación a la Seguridad Social y un aumento de la contratación.

Según Martínez, es pronto para saber si esto marca ya un cambio de tendencia, y habrá que esperar por lo menos a octubre o noviembre para ver si "realmente" se ha conseguido que "arranque" el sector productivo básico de Cantabria en estos momentos, que es la industria y los servicios.

No obstante, lo que sí prevé para los meses más inmediatos es un mejor comportamiento del empleo en la región que en el resto de España, vinculado en buena medida al factor de estacionalidad que "muchas veces" se ha criticado de la economía cántabra, que hace que el empleo crezca en los meses de verano.

Además, a la vista de los datos, cree que "no es cierto" que Cantabria se haya incorporado "más tarde" que otras comunidades a la crisis, sino que lo ha hecho "con menos intensidad". Y ahora, los datos de contratación y desempleo mejores que la media nacional "tampoco son indicativos de que vayamos a salir más tarde", sentenció.

LA CIFRA MÁS ALTA DESDE 1996

El director general de Trabajo señaló que Cantabria cerró el mes de marzo con 38.556 desempleados, el dato "más alto" desde que existe la serie histórica, que se puso en marcha en 1996. No obstante, recalcó que no es el mayor número de parados que ha habido en Cantabria, como atestiguan los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de la que existen registros previos y que cifraban en 50.800 el número de parados en el año 1996.

En este sentido, Martínez resaltó que es "cierto" que la crisis está teniendo "graves efectos" en el empleo, pero insistió en que "venimos también de épocas muy duras y peores".

A su juicio, la comparación de los datos actuales y los de 1996 (con una tasa de paro del 13,77% ahora y del 24,6% en el 96), llevan a pensar que en este momento la crisis "o bien no ha tocado fondo, y la situación se puede complicar", o bien los efectos de la crisis van a ser para Cantabria y para España "más livianos de lo que se estaba diciendo".

SUBEN AFILIACIÓN Y CONTRATACIÓN

Entre los datos positivos del empleo en el mes de marzo destacan el aumento de la afiliación a la Seguridad Social, en un 0,1% (en España baja un 0,3%) y el crecimiento de la contratación en un 11,78% (4,37% de media). Además, los desempleados cántabros se encuentran entre los que tienen más posibilidades de encontrar un nuevo trabajo, por detrás de los de Madrid, Navarra y País Vasco.

En la afiliación la peor parte se la lleva la construcción, que en el último año acumula una pérdida de 6.000 afiliados, y también destaca el descenso de 2.000 autónomos, "probablemente" vinculados a la construcción; y la pérdida de otros 2.000 afiliados en los servicios.

En la contratación, por su parte, Martínez destacó el aumento en marzo, así como la evolución de la transformación de contratos temporales en indefinidos. En lo que va de año se han transformado en la región 1.940 contratos, 700 de ellos en marzo.

Por lo que respecta a los expedientes de regulación de empleo, los aprobados hasta la fecha suman ya 4.173 trabajadores que pasarán por periodos de suspensión de distinta duración a lo largo de 2009. Según el director general, en septiembre u octubre se verá ya si las empresas se ponen en marcha con normalidad y vuelven a dar empleo a todos los trabajadores.